¿Qué debo cantar en Misa?-¿Cómo cantar la misa?

4.3
(10)

Muy buenas a todos mi nombre es Ramón Rojas hoy les voy a explicar “qué debemos cantar en la misa”… espero que te guste, además estamos alimentando una sección en este blog sobre música católica porque nos hemos dado cuenta de la gran necesidad que hay al respecto.

La ceremonia de la Misa


Ante todo debemos saber que la misa es una ceremonia, en la cual encontramos diferentes momentos los cuales se acompañan con música, dando mayor realce al mismo.

La celebración de la Misa está estructurada en varias partes, que vamos a explicar más abajo desde el punto de vista musical.

Importancia de la Música en la Celebración de la Misa

La misa tiene una importancia capital dentro de la celebración litúrgica, ella busca ser un instrumento en la evangelización.

el fin de animar a la asamblea, permitiéndole una mejor experiencia espiritual.

La música y el canto son esenciales en toda fiesta humana, y también en nuestras ceremonias.

La música y el canto son esenciales en toda fiesta humana, y también en nuestras ceremonias.


En las celebraciones litúrgicas, cada canto tiene su lugar. Por tanto, No se debe hacer cualquier canto en cualquier momento de la misa, así como, en cualquier tiempo del año litúrgico,

¿Por qué?

Porque la liturgia cuenta con diferentes momentos, los cuales son muy diversos y particulares entre sí.

¿Cuál es el orden de los cantos de la misa?

A continuación te presento el orden como deben estructurarse los cantos en la celebración de la Misa.

  • Canto de Entrada
  • El Canto de Perdón (Kyrie) o Ten Piedad.
  • El Gloria
  • El Salmo Responsorial
  • El Interleccional o Canto de Evangelio (aleluya)
  • El canto de presentación de ofrendas
  • El Santo
  • Cordero
  • Comunión
  • Canto de Salida

El Canto de Entrada

Primer momento, distinguido como el canto de entrada, el cual
Acompaña la apertura de la celebración.

Convida a la asamblea a entrar en la acción común y la dispone a la alabanza.

La música y las palabras crean el ambiente espiritual propicio que ayuda a los fieles a entrar en comunión con el misterio del tiempo, del día o de la fiesta que se celebra.


El Acto Penitencial


Es el “canto del perdón”, que nos ayuda a reconocernos pecadores y necesitados de la misericordia del Señor para celebrar y para vivir consecuentemente nuestra vida cristiana.

“Señor, ten piedad; Cristo, ten piedad; Señor ten piedad”, es el texto que aparece en el misal.

Se puede musicalizar ese texto o bien componer otro.

Si se compone uno nuevo, hay que cuidar el sentido del canto: es para pedir perdón por nuestros pecados, faltas, limitaciones, y confiar en el perdón y la fuerza que nos regala el Señor de su infinita misericordia.

Aquí te dejo un excelente artículo sobre el canto del Kyrie

De esta manera nos introducimos en el Tercer momento con el Gloria.

El Gloria.

El “Gloria” cierra el acto penitencial. El texto del Misal dice “Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor, etc…), es un canto alegre el cual hay muchas versiones y formas, los cuales siempre son animados ya que gloria significa felicidad plena y verdadera del hombre que es fiel a la voluntad de Dios y que goza de intimidad con él.

Por acá te dejo un artículo muy chulo sobre el Canto de Gloria, es un pequeño comentario histórico.

El salmo responsorial

Cuarto momento se compone con el salmo responsorial.
Este salmo es parte de la liturgia de la palabra, por ello no se puede sustituir.

Dado que los mismos están compuestos para ser cantados, es importante que se le dé tal atribución.

(de no contar con un salmo musicalizado, se pueden leer las estrofas y cantar una antífona correspondiente).

De no contar con un salmo musicalizado, se pueden leer las estrofas y cantar una antífona correspondiente. Por acá te dejo un artículo sobre cómo cantar los Salmos

Aleluya o Canto interleccional

Quinto momento encontramos el canto interleccional el cual nos prepara a la escucha del evangelio, dicho canto se caracteriza por el término hebreo Aleluya, que significa “Alaben a Yahvé”; y que en la historia del cristianismo ha sido una aclamación pascual: ¡Alaben a Yahvé porque Jesucristo ha resucitado!


Existe una diversidad de versículos que pueden ser leídos o cantados entre cada aclamación del Aleluya. Durante la cuaresma no se canta el Aleluya, sino que se sustituye por otro canto breve de aclamación al Evangelio.


Sexto momento tenemos el Ofertorio.

Ofertorio

Mientras se prepara el altar y se llevan a él los dones del pan y del vino, y las ofrendas de los fieles, la asamblea se dispone a acoger el don por excelencia: Cristo, que se ofrece a sí mismo al Padre. Él es quien se ofrece.

Nosotros sólo presentamos al Padre nuestros dones. Es muy importante que el canto se relacione con el momento, debe hablar sobre la entrega y el sacrificio que le hacemos a Dios.


Séptimo momento el Santo

El Santo

El “Santo” es el único canto que en el misal se anuncia como canto: “Por eso, con los ángeles y los arcángeles te alabamos cantando….”.

Es bueno cantarlo siempre, y no cambiar el hermoso texto bíblico de Isaías de su texto tradicional.

Se pueden idear diversas melodías y ritmos conservando el sentido propio del mismo. Es un canto vivo y alegre, una verdadera profesión de fe.

El Canto de Cordero

El canto que acompaña el gesto de la paz no es litúrgico, sin embargo, considerando la diversidad cultural el mismo tiene lugar en ciertas regiones, a no ser que se elija cantar el cordero de forma reiterada durante el tiempo que dicha acción lo exija.

Entendiéndose este como propio cuya función debe coincidir con la acción del sacerdote.

De hacerse el canto de la paz, es importante saber que: es un canto que invita a la fraternidad.

Les aconsejo no cambiar el sentido del saludo. Es importante tener en cuenta que es un saludo de paz y no un momento para condolencias y felicitaciones cuyos gestos suelen intercambiarse en funerales y matrimonios.

Canto de Comunión

La comunión es el rito cumbre de la Eucaristía. Acompañarlo con música instrumental y cantos ayuda a vivirlo en el ambiente festivo, reflexivo y fraterno que lo caracteriza.

Los cantos expresan la unidad de quienes se acercan al mismo altar y el gozo de participar en el anticipo del banquete del Reinado de Dios.

Los cantos pueden aludir a la comunión misma o a los motivos particulares de la eucaristía que se celebra o del tiempo litúrgico que se está viviendo.

La función del coro o de la persona que está animando la celebración es particularmente importante en estos cantos, ya que la asamblea está moviéndose para la comunión.

En cualquier caso, los cantos o la música de comunión son para acompañar el momento litúrgico, por tanto no es adecuado usar cantos que irrumpan el carácter de recogimiento que exige dicho acontecimiento.

Canto Final o de Salida

Este canto no forma parte de la tradición de la Iglesia, pero es muy querido en las comunidades de nuestro continente, generalmente con un sentido mariano (dedicado a la Virgen María), de acción de gracias (por la liturgia vivida o por la vida) o de misión (ya que al salir de la misa volvemos a retomar nuestro compromiso por el Reino de Dios).


Bueno esto ha sido todo por hoy espero que les haya gustado, te invito a suscribirte a mi canal donde estaré subiendo más contenido como este y también subiré canciones que yo utilizo para los diferentes momentos de la misa. Que el señor los Bendiga y María Santísima los cubra con su manto.

Paz y bien.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

5 comentarios en «¿Qué debo cantar en Misa?-¿Cómo cantar la misa?»

Deja un comentario