Moniciones al domingo 21 de Marzo – V DOMINGO CUARESMA – B

Comparte
4.6
(11)

 

MONICIÓN DE ENTRADA

Sean todos ustedes muy bienvenidos, hermanos y amigos. Que la ternura del Padre, la amistad del Señor Jesús y la alegría del Espíritu Santo inunden por completo nuestros corazones. 

En este Quinto Domingo de Cuaresma la Liturgia de la Palabra nos muestra cómo Dios – en un contexto de muerte – renueva su alianza con signos de vida. El Evangelio nos señala el camino pascual: morir para dar fruto.  En la cruz de Jesús, Dios mismo nos asegura que ni siquiera la muerte es capaz de detener su amor, y que no hay situación humana que pueda quedar extraña al inmenso abrazo de la cruz. 

Seguros de la presencia del Resucitado aquí y ahora en medio de nosotros,  pongámonos de pie para darle gracias a Dios Padre. 

MONICION PRIMERA LECTURA (Jeremías 31,31-34)

Dios hace un pacto nuevo con Israel: mete su ley en el pecho del pueblo y la escribe en sus corazones. Y como prueba de su amor, perdona sus crímenes y no recuerda más sus pecados.  Escuchemos…

MONICION SEGUNDA LECTURA (Hebreos 5,7-9)

La Segunda Lectura nos recuerda que Jesús, con lágrimas al Padre, aprende a obedecer en el dolor y la prueba, y se convierte en autor de nuestra salvación. Escuchemos con atención…

MONICION EVANGELIO (Juan 12,20-33)

Hoy Jesús, presintiendo que se acerca su hora, nos regala esta Buena Noticia: “Cuando sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí”. Abramos el oído, la mente y el corazón, y pongámonos de pie para escuchar su voz.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *