San Bonifacio obispo y Mártir

San Bonifacio obispo y Mártir

Cada 5 de junio la Iglesia Católica conmemora la vida de San Bonifacio, obispo y propulsor de la iglesia en Alemania. Fue un monje de Inglaterra que, por decreto del papa San Gregorio II, fue enviado por la Santa Sede a evangelizar y anunciar la fe cristiana a Alemania entre 716 y 754 cuando fue asesinado por unos paganos.

Bonifacio, bautizado con el nombre de Winfrid, era hijo de una familia noble inglesa, nació alrededor del año 680 en el condado de Devonshire. Estudio en el monasterio de Exeter, donde fue graduado como Maestro en Teología. Se dedicó a la predica en su comunidad hasta ser enviado por el papa a los pueblos germánicos. Winfrid hizo un trabajo de evangelización en Turingia y Frisia, tierras sometidas por los francos, y logró llevar almas a la conversión, victoria bien recibida por Roma y todos los obispos. Fue en el 719 cuando, a solicitud del santo, el papa le entrega una orden para ser representante misionero apostólico suyo en Alemania: "Ve a llevar el reino de Dios a cuantas naciones halles en tu camino, y que, en espíritu de virtud, sobriedad y caridad evangélica, derrames en las almas la predicación de los Testamentos", es así como él y otros monjes regresan a Alemania y seguir construyendo el Reino de Dios en esas tierras.

Apóstol de Alemania

Bonifacio recorrió cada aldea, pueblo, ciudad y región de Alemania. Para el año 722, el papa mandó a llamar a Winfrid y una vez en Roma fue nombrado obispo de Alemania y se le nombra oficialmente como Bonifacio. En el 31 el papa lo nombra delegado de la sede apostólica con la potestad de nombrar obispos en aquellas regiones en donde fuera necesario, con el fin de mantener y expandir la iglesia que los monjes ya habían construido.

Es en el 741 cuando el obispo y sus sacerdotes crean la abadía de Fulda, anualmente conocida como el Monte Cassino de Alemania. En uno de los viajes que realizaba por las tierras alemanas, el obispo mandó a talar un gigantesco roble que era considerado por los paganos como un “árbol mágico”, el hecho fue considerado como un anunció de guerra por parte de los cristianos y un desafío a la divinidad pagana, Bonifacio además de talar el roble también evangelizó en aquellas tierras, situación que enojó al pueblo pagano.

El 5 de junio, Día del Pentecostés, del año 754 cerca de Dokkum, el obispo citó a un grupo de catecúmenos para la celebración de una misa, en medio de la misma se aparecieron un gran grupo de paganos armados entraron al templo para asesinarlos. "Dios salvará nuestras almas" fueron las últimas palabras de Bonificio antes de ser decapitado. Los restos del mártir fueron enterrados en el Monasterio de Fulda en donde aún reposa, se desconoce el lugar exacto en donde reposan los restos de los 50 cristianos que murieron ese día. Es considerado como el “apóstol de Alemania”.  

Si quieres conocer otros artículos parecidos a San Bonifacio obispo y Mártir puedes visitar la categoría Santoral.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir