Historia de la Catequesis: La catequesis en la Edad Moderna

3
(2)
historia de la Catequesis la edad moderna

A finales de la Edad Media, el proceso de la catequesis descendió en calidad y en la Edad Moderna, continuó con la ilustración y la “crisis de la conciencia”. El auge del conocimiento científico resaltó la razón y esto trajo como consecuencia críticas a la Iglesia dando a entender que cada individuo es autónomo de alguna vinculación religiosa.

Sin embargo, la Iglesia no descansó ante esto por lo que introdujo la catequesis en las escuelas, haciendo que la educación en la fe fuese oficial. En el principio, ésta acción trajo beneficios para los catequistas, pues estos basándose en las teorías pedagógicas lograron conocer mejor a sus alumnos haciendo que la instrucción cristiana fuese significativa para ellos.

Se logró ganar espacio en las escuelas, pero la importancia dada en esta época a la razón y a la ciencia produjo un  cambio substancial, el nombre de catequesis o enseñanza de la fe se convierte en enseñanza de la religión.

Novena al Doctor José Gregorio Hernández

¿En qué afectó el cambio de nombre?

Visto a la primera, el cambio de nombre no es grande en su forma, pero si en su contenido. No es lo mismo recibir educación religiosa a educación en la fe, en una fe puntual: la cristiana. Simplemente se pretendía transmitir conocimientos religiosos.

Una nueva religión en la Edad Moderna

En esta época, para los hombres ilustrados no existe revelación sobrenatural que contradiga la razón, la única religión debe ser la natural. Una religión sin dogmas por encima de los fundamentos de la moral. El pensamiento científico negaba la instrucción y formación de la doctrina como camino a la conversión.

La inteligencia artificial y la religión

Tipos de catequesis en la edad moderna

En la Edad Moderna,surgieron varios catecismos apoyando la doctrina cristiana entre ellos se pueden nombrar:

  • Historia bíblica del Antiguo y Nuevo Testamento, para la instrucción y edificación, destinada a maestros, alumnos mayores y padres de familia de B. H.Overberg (1754-1826), formador de maestros-catequistas.
  • Catecismo de la doctrina cristiana, explicado y adaptado a la capacidad de niños y niñas (1867) de Antonio María Claret.
  • El catecismo de la doctrina cristiana explicado (1839) de Santiago J. García Mazo.

No puede dejar de resaltarse el Concilio de Trento (catecismo romano) (1566) organizado en 4 partes: Credo, Los Sacramentos, El decálogo y La Oración, mostrando y explicando en qué se basa nuestra fe y por tanto nuestro día a día. Se destaca el actuar tomando en cuenta los diez mandamientos como guía de vida.

¿Conociste algo nuevo? ¡Cuéntanos! En la caja de los comentarios.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Deja un comentario