¿Cómo organizar la procesión de entrada en la Misa?

0
(0)

Quiero hablar un poco sobre un tema que muchas veces nos pone nerviosos en la organización de las celebraciones eucarísticas, sobre todo si son solemnes y que cabe explicar con detenimiento para que podamos ir entendiendo e ir poniendo en práctica en nuestra celebraciones litúrgicas.

En la procesión de entrada, dependiendo de la solemnidad de la misa, tendrá más o menos elementos a que tomar en consideración.

Quiero explicar cómo se debería ordenar una una una procesión de entrada solemne, ya sea la fiesta patronal, una misa dominical, una visita del señor obispo, unas confirmaciones o primeras comuniones, entre otras cosas.

El principio el protocolo eclesiástico y las procesiones

En el protocolo eclesial se parte del principio de que la persona más importante de mayor jerarquía va al final de la de la procesión. Por esto si en la celebración de la eucaristía se encuentra el señor obispo siempre estará ordenados de tal manera que el obispo o el arzobispo sea el último de la celebración, si en la celebración se encuentran varios obispos, entonces el último será el presidente de la misma.

Así también se ordenarán los diferentes servidores del altar en función de las funciones litúrgicas que vayan a desempeñar en la en la en la Eucaristía en cuestión.

En las celebraciones muy grandes o importantes suele haber un maestro de ceremonia y un guión litúrgico, además será necesario realizar un ensayo previo.

¿Cómo ordenar los servidores litúrgicos en la procesión de entrada?

Vamos a partir del ejemplo en el cual todos los servicios están presentes en la celebración litúrgica, nos encontramos frente a una eucaristía solemne, con todos los elementos presentes, puesto que una eucaristía cotidiana sin gran complejidad solo hay que quitarle ciertos elementos. Una vez que conoces la forma más compleja es mucho más fácil organizar una misa más sencilla.

¿Qué es la liturgia católica?

Organizar procesión de entrada

1.- Abre la procesión el incensario o turifero:

Lo primero que encontramos en esta en esta procesión sería el incensario o el turifero, él abre la procesión y puede ir a su lado el porta naveta. El porta Naveta va al lado izquierdo del incensario, por acá en otro artículo de nuestro blog encontrarás todos los pormenores del arte de la incensación.

2.- Porta Cruz y los ciriales

Le sigue el porta cruz con los dos cirios. Quien lleva la cruz suele ser un acólito principal, (en el caso de que hayan varios acólitos en la misma), en su defecto puede llevar algún algún monaguillo o algún miembro del grupo apostolado.

3.- Los servidores del Altar

Vendrían ubicados los servidores del altar: primero los monaguillos o seminaristas, luego si hay algún lector o los lectores instituidos y enseguida la los acólitos , continuando con los diáconos si hay varios en la celebración (que no sean el diácono principal y su auxiliar) y los presbíteros.

La ordenación de los presbíteros en la procesión de entrada

Los presbíteros también van ordenados conforme a su antigüedad o a su responsabilidad en la Iglesia. Los sacerdotes visitantes e invitados pueden ir al principio, si en la misma celebración se encuentran miembros del equipo de gobierno arquidiocesano o diocesano, el Vicario General deberían ir al final, antes del Señor Arzobispo u obispo.

Si en la celebración de la eucaristía se encuentran presentes varios obispos, entonces irán después de los presbíteros y antes del celebrante principal.

Al lado de al lado del obispo celebrante va el diácono principal quién va a acompañar en la celebración de la eucaristía, ayudará a servir el altar y proclamará el evangelio del día, ayudará al señor obispo en todo lo que sea concerniente a la misma.

Al lado derecho debería ir el párroco o el encargado del lugar de la celebración (rector del seminario, abad, superior religioso sacerdote).

¿Cuándo comienza la procesión de entrada?

Estamos hablando de una celebración litúrgica solemne en las que suele haber monitor (o monitores dependiendo de la complejidad).

La monición de entrada marca el inicio de toda la celebración, en la puerta principal se encuentran expectantes ya organizados por los maestros de ceremonia. También los músicos (o el coro) deberían estar atentos, puesto que al terminar la monición inicia el canto de entrada y en ese momento empieza la procesión.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Deja un comentario