Ser Catequista hoy ¿Cómo? ¿Dónde? y ¿Cuándo?

Jose Toro

Hola querido lector, de nuevo yo por acá trayéndote otro artículo que me ha parecido importante escribir.

Sé que muchas de las personas que me leen ejercen en las parroquias como catequistas o a lo mejor sienten esa curiosidad en su corazón de servir a Dios y no saben cómo.

¿Sientes que Dios te está llamando a evangelizar pero no sabes cómo? ¿Estás llamado a enseñar las verdades de Dios? Si tienes estos deseos inscritos en los profundo de tu corazón probablemente Dios te esté llamando a ser catequista. Debes pedir la iluminación del Cielo para que Dios te ilumine a seguir los caminos que él mismo ha puesto como deseo en tu corazón.

Llamado a Ser Catequista: Una manera de Servir a Dios

Hay muchas maneras para servir a Dios, la Iglesia de Cristo tiene diferentes ministerios y formas para servir dependiendo de las capacidades de cada quien.

Este ministerio es uno de los más nobles y hermosos que tiene la Iglesia, porque toda la labor eclesiástica es un catequética.

Ser catequista es una vocación, un llamado y una necesidad pastoral. En la medida en la que haya buenos catequistas en la parroquia habrá buenos cristianos en ella.

La escuela de catequistas es a la parroquia lo que el Seminario es a la Diócesis. Porque la Catequesis forma los futuros cristiano y de ella se nutren los demás grupos apostólicos.

¿Qué es ser catequista?

Ser catequista es enseñar la fe. Ayudar a las personas a creer y llevarlos en un proceso progresivo y dinámico.

La catequesis no sólo es para niños, es para todos los creyentes, niños, jóvenes, adultos y ancianos.

¿Cuál es la importancia de ser catequista?

Durante varios años estuve encargado de la catequesis de una parroquia, eran unos 300 niños inscritos, ¡sii trescientos!, y es que en nuestra diócesis se lleva un proceso que se denomina catequesis itinerante, es un camino de fe que te voy a explicar más adelante en otro post.

Durante ese tiempo, y fíjate que estoy convencido de eso, llegue a la convicción de que los catequistas son tan importantes como el párroco, además los catequistas son más permanentes y a los párrocos suelen cambiarnos con más frecuencia.

La Iglesia Japonesa permanece oculta durante 300 años sin curas ni obispos, solo con catequistas

No sé si habías escuchado antes esta historia, pero la Iglesia Japonesa vivió una persecución terrible desde el año 1600, los jesuitas habían abierto una misión en el país hasta que el emperador decidió acabar con todo vestigio del cristianismo y occidente, así los sacerdotes fueron deportados y asesinados, y todo aquel que fuera creyente era torturado y obligado a profanar imágenes cristianas.

Aún con una persecución brutal que duró siglos, sí… casi 300 años, la Iglesia pudo permanecer oculta y con el depósito de la fe, con un número de miles de integrantes hasta que la prohibición fue eliminada en el siglo XX.

Todo esto fue posible gracias a la acción de los catequistas, quienes fueron transmitiendo la verdad del evangelio, muchas veces de memoria, de generación en generación.

Si quieres profundizar más al respecto, puedes leer el siguiente artículo. 

Ser Catequista hoy

Hoy, más que nunca, ser catequista es un reto, pero también un hermoso apostolado.

Ser catequista hoy no es igual que serlo hace 10 o 20 años, la cultura cambia vertiginosamente y con ella las personas que debemos evangelizar.

Hoy tenemos mucha más competencia con la cual debemos aprender a lidiar. El chico y joven de hoy pregunta y no acepta respuestas rebuscadas o aprendidas de memoria, sino justificadas y con sentido.

El acceso al mundo de la Informática, le permite hacer preguntas y obtener respuestas muy rápidamente.

Cuando un niño de la catequesis de hoy pregunta, probablemente ya haya buscado esa misma pregunta en google o youtube (consiguiendo cualquier cantidad de respuestas algunas súper descabelladas) quedándose… no con la respuesta impuesta… sino con la que le satisfaga mejor, o la que él quiera creer.

Ser catequista hoy es saber que el mundo de hoy es más amplio, más abierto, y con más retos que hace 50 años.

Ser catequista hoy es responder a las preguntas de hoy y no a las de ayer.

¿Cómo ser catequista?

Si tienes deseos de ser catequista no dudes en ponerte en contacto con tu párroco o con los encargados de la catequesis, conversa con ellos, seguramente te explicarán el proceso para participar en este ministerio.

Cabe destacar que la Iglesia Católica no tiene una proceso único para ser catequista, esto puede variar dependiendo del país, diócesis, o inclusive de parroquia a parroquia.

Recuerda que para todo en esta vida necesitamos formación. En este blog tenemos un Curso Gratuito para catequistas, que podrías ojear.

¿Cuándo ser catequista?

El momento es ahora, no pierdas tiempo en participar en esta noble misión tan importante para la Iglesia. Sé que podrás tener una experiencia de Dios y crecerás mucho ayudando a los demás a crecer.

Dios te bendiga.

Pbro. José Luis Toro

18 comentarios

    1. Gracias a ti Laura, siempre tan asidua lectora y exigente escritora miembro de nuestro panel de articulistas. Dios te bendiga, este artículo también es tuyo. Un abrazo.

  1. Muy buen día, buenísimo Padre, gracias por compartir con nosotros éste bello artículo, yo quisiera ser catequista. Dios lo bendiga por siempre,.

  2. Muchas gracias Padre. Precioso artículo, sus palabras siempre me dan ánimo para seguir con este tan bonito servicio. Soy Catequista de niños que se preparan para su Primera Comunión, y me enorgullece tanto verlos emocionados porque pronto recibirán a Jesús Eucaristía. Gracias

  3. Muy buen día Padre el ser catequista es muy bonito y gratificante mi esposa y un servidor participamos en la parroquia por varios años en platicas prematrimoniales y es muy grato que nos encontramos a parejas que nos reconocen que fuimos los que compartimos esta etapa de un inicio de su vida con ellos para nosotros fue algo muy bonito y lo sigue siendo, le agradesco estos consejos y ayuda que nos da gracias y que DIOS lo bendiga

  4. MUY CLARO Y PRECISO, LINDO Y ENRIQUECEDOR ARTÍCULO, GRACIAS PADRE POR COMPARTIR Y PRECISAR LA IMPORTANCIA DE SER CATEQUISTAS

  5. Saludos, muchas gracias por la información y formación soy catequista de los nuevos(3 años) y me gusta aprender cada día sobre esta hermosa labor. Hace falta formación y mas a nosotros los nuevos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.