La Misa Tridentina

4.5
(21)
Misa tridentina


El Papa Francisco llegó del hospital, se encuentra en pleno proceso de recuperación postoperatorio. Pero a su llegada se ha hecho público un Motu Propio sobre las misas tridentinas. Y he visto mucha polémica en diferentes grupos de Facebook, sobre todo en aquellos de inspiración más conservadora. 


Quizá a nosotros en Venezuela no nos dice mucho esta polémica porque el Tema de las Misas Tridentinas no ha tenido mucha proponderancia entre nosotros. Nunca he participado en una y no conozco grupos en mi diócesis o en las vecinas que la celebren. Sin embargo, en algunas regiones del mundo ha sido un tema muy álgido, de polémica y división. 


El Papa Benedicto XVI, con el objetivo de buscar un acercamiento con las comunidades lefevrianas, permitió el uso de forma extraordinaria del misal de 1962. Esta forma extraordinaria de celebración podía ser usada sin permiso del Ordinario del Lugar. Así algunos sacerdotes comenzaron a usarla y a celebrar el sacrificio de la Misa en Latín según las formas preconciliares. 


El problema no es que se celebre la misa en Latín, de hecho, la lengua oficial del Vaticano es el Latín. El Rito Romano tiene como versión oficial el Misal Romano en latín desde donde emanan todas las traducciones en lengua vernácula, donde caben dichas traducciones. 

El problema radica en que también se fortaleció un movimiento que niega el Concilio Vaticano II. En la Iglesia no existe una sola liturgia, sino existen liturgias diferentes, desde el Concilio de Trento se produjo una cierta uniformidad de las formas litúrgicas. 


El movimiento litúrgico  de finales del siglo XIX y principios del siglo XX que tuvo como bandera la abadía de Solesmes ejerció una influencia importante en el desarrollo del Concilio, los padres Conciliares vieron necesaria una reforma de la Liturgia que tuviera como centro las Sagradas Escrituras. 

En el fondo toda liturgia tiene de fondo una teología, y cada concepción teológica buscará una expresión de la asamblea reunida en la celebración de la fe. 

La Paradura del Niño: Una tradición que sigue viva en los Andes venezolanos


Estos movimientos que usan la liturgia tridentina también están muy vinculados con los movimientos sedevanquistas, quienes manifiestan que el verdadero papa es Benedicto XVI y no el Papa Francisco. Inclusive en alguna oportunidad llegaron a plantearle al mismo Papa Emérito la posibilidad de liderar un movimiento anti-Francisco, a lo cuál se negó y alertó al actual Papa. 

¿Qué es la Liturgia Católica? [2021]


Nombres como Burke suenan fuertemente en estos movimientos. Recordemos que hace poco fue jubilado el Cardenal Sarah, encargado de la Liturgia de la Iglesia y abiertamente tradicionalista. 


Temas como la ecología, el sínodo de la familia, la comunión de los divorciados y vueltos a casar. Entre otros han sido puntos de desencuentro entre una facción y otra. 


Espero que haya iluminado un poco el tema, desde mis limitaciones. Sé que sobre este tema vendrán muchas letras todavía.
Espero las impresiones de los lectores. 
Bendiciones.

Publicado Primero en mi Canal de Telegram

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

17 comentarios en «La Misa Tridentina»

  1. Saludos Reverendo Jose Luis,extrañándolo por estas montañas azules; no pensé que pudieran existir desavenencias en el seno de la iglesia,pero pienso que la misma debe adaptarse a los tiempo y cambios,no todos los católicos,son iguales,diferentes idiomas,costumbres,nacionalidades,etc,etc; recuerdo una lectura en los evangelios,donde despues de la bajada del espíritu santo,los apostoles comenzaron a hablar en diferentes lenguas,para que asi todos entendieran el mensaje.Que Dios me lo bendiga.

    Responder
  2. Lo mas importante de la Santa Misa, es sentir la presencia de Dios y que llegue a cada uno de nosotros el mensaje de esperanza y salvación a través de Jesús el Salvador.
    No importa en que idioma sea, debe adaptarse al idioma dominante en cada región o país.
    Que Dios lo guarde Reverendo. un fuerte abrazo; desde Guatemala Centro América.

    Responder
  3. Interesante tema. Me ilustró bastante. Pienso que es importante que la misa se dé en el idioma de cada país, ciudad, región, para que las personas les llegue el mensaje de la Palabra de Dios

    Responder
  4. Buen día Padre José Luis,

    Un gusto saludarlo,

    Mi humilde opinión, es que el problema no radica en el idioma, sino más bien en la degeneración que se ha hecho de la Liturgia, muchos sacerdotes han cambiado o han permitido el cambio de la Liturgia, es más hay parroquias en donde se hace lo que dice un grupo o movimiento y no lo que dictan las rubricas del Misal.
    Para dar un ejemplo, se ha degenerado lo que los coros parroquiales cantan, imponiendo su propio criterio y los consejos parroquiales lo permiten, ya que no se manifiestan, ahora en las Eucaristías se canta cualquier cosa.
    Pienso que se debe ser un poco más estricto y celoso en lo referente a la Liturgia y para eso se debe de exigir la formación continua, ya que por desconocimiento de nuestra fe o por la falta de testimonio es que ha habido tanta deserción e la Iglesia.

    Saludos y muchas Bendiciones, desde Honduras, C. A.

    Responder
  5. Mi estimado Padre Luis, gracias por compartime este tema tan discutido últimamente, ciertamente no he tenido tiempo de leer todo lo relacionado a la oposición de algunos sacerdotes pero si le se decir, que por mi edad (67), viví un tiempo de las misas en Latín, no entendía nada y todavía a son de broma les digo a mis hijos que sólo sabía contestar AMÉN al Secula Seculorum, eso era todo, incluso hice mi primera comunión con misa en Latín y el Sacerdote dándo la espalda a la comunidad. Luego surge Vaticano II y eso dió un giro de 180 grados al ritual de la Eucaristía. Fui educada desde mis 11 a los 16 años en un colegio católico, viví interna en ese tiempo y aprendí desde ese momento a disfrutar y degustar las Misas. En cuanto a que en este momento la Iglesia parece dividida, eso ha sido desde siempre mi estimado Padre. Sólo recordemos la época oscura de la Iglesia que estaba casada con el poder político. Amor no quita conocimiento, tengo un diplomado en Teología en donde se nos dió todo un modulo sobre eclesiastés y nos tocó leer y conocer todo ese tiempo de mucha controversia nada apegados a la enseñanza de Jesús, y sobre todo el poderío que en ese tiempo adquirió nuestra amada iglesia en donde se atrevió, no se si solo en Alemania, a vender indulgencias, por lo cual sólo los ricos y poderosos podían obtenerla porque tenía en el recurso económico para pagar, no así los pobres que siempre han sido los excluidos y que son precisamente los PREFERENTES DE DIOS. Yo en lo personal estoy muy satisfecha con la liturgia actual, la Misa en el idioma que cada uno pueda entender y la apertura de ésta según las enseñanzas de Jesús.

    Responder
    • Gracias Rosa por tu comentario, para mi es muy importante la retroalimentación, tu visión es muy interesante y es bueno tener una apreciación de una persona que vivió la época de la Misa en Latín y ahora disfruta la liturgia en lengua vernácula. Bendiciones.

      Responder
  6. Es normal que existan diferentes corrientes en el seno de la Iglesia, lo mismo que ocurre en otras instituciones. Lo importante es que la palabra de Cristo permanezca intacta y se haga todo en consecuencia. Saludos desde Mallorca, padre Jose Luis

    Responder
  7. Bendiciones Padre José Luis!

    Agradecida por la información. Coincido con los demás lo importante de la formación en nuestra Iglesia para poder comprender los cambios necesarios que debe vivir la misma.

    Muchas gracias

    María Ysabel Alvarez Barquisimeto Venezuela

    Responder
  8. Para serle franca, no entiendo el núcleo de la situación. Sé de las misas en latín porque me gusta ir al pasado y aprovecho las redes. Creo que hay otros problemas detrás de la cortina y la Iglesia está cimentada en la Palabra de Cristo, por tanto no puede privar el deseo personal de unos u otros. Aunque estamos claro que los tiempos cambian y hay que adaptarse, la Palabra de Dios no puede adecuarse para satisfacer criterios personales. Ella se actualiza y nos hace ver que tantos años han pasado y los hombres dentro de la Iglesia siguen empeñados en manejarse desde dos puntos: poder y control.
    Pero, Dios nos conoce y nos deja elucubrar a nuestro antojo, a sabiendas que la última palabra es de Él ¡Aleluya!

    Responder
  9. Buenas tardes padre José Luis. Yo tampoco he tenido la oportunidad de asistir a una misa tradicional ya que en Barquisimeto y creo que en ninguna iglesia de Venezuela se celebra. Pero debo confesar que desde que comencé a escuchar misa tridentina en algunos sitios online siento en mi corazón que ese respeto a la liturgia y la eucaristía se está perdiendo y somos nosotros los fieles los que quedamos excluidos por así decirlo de una celebración más enfocada en alabar a Dios. Lo digo porque veo con mucha tristeza cómo se está irrespetando la celebración con tantas libertades en la liturgia. Solo quería dar mi opinión de algo como fiel católico me preocupa grandemente. Saludos.

    Responder

Deja un comentario