José Rodríguez Carballo: «Vamos a sacar de esta crisis de abusos lo mejor»

Camino y Oración
Ayúdanos a llegar a más personas: Comparte en tus redes sociales.


El exsecretario del Dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, el franciscano español José Rodríguez Carballo, tomó posesión el 25 de noviembre como arzobispo coadjutor de Mérida-Badajoz. Empezará a gobernar la diócesis cuando el Papa acepte la renuncia que ya presentó su actual obispo, Celso Morga.

Viene de un dicasterio romano a pastorear Mérida-Badajoz. ¿Retiro dorado o misión en toda regla?
La palabra «retiro» no aparece en mi vocabulario [risas]. Creo que los sacerdotes, obispos y consagrados estamos para trabajar hasta el día después de la muerte. Estamos para darlo todo por el Reino de Dios. Tenemos que ser miembros activos de la Iglesia hasta el último momento, con más o menos actividad, claro, porque los años pesan. Hay otros modos de participar, pero siempre trabajando.

¿Cómo afronta entonces su nuevo encargo?
Vengo a la diócesis de Mérida-Badajoz con mucha ilusión. Hace dos años yo mismo le pedí al Santo Padre venir a España, a una diócesis, sin más condiciones. Llevaba ya diez años y medio como arzobispo secretario del Dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada con total entrega. He sido el secretario con más tiempo en servicio hasta la fecha, pero uno tiene que medir sus fuerzas y saber hasta dónde puede llegar. Cuando le veía, el Papa siempre me decía: «Ya lo pensaré; por el momento sigue», hasta que ahora me ha enviado aquí. Y yo, encantado.

Con el actual arzobispo diocesano, Celso Morga
Con el actual arzobispo diocesano, Celso Morga. Fotos: Arzobispado de Mérida-Badajoz.

Llega a su nueva diócesis como obispo coadjutor. ¿Por qué se ha elegido esta fórmula?
Yo mismo se la pedí al Santo Padre, porque no conozco esta tierra ni a esta Iglesia particular, ni ellos me conocen a mí. Le pedí al Papa «un tiempito» para conocer la realidad y no tener que tomar decisiones inmediatamente. Tenemos que ir conociéndonos poco a poco y la mejor manera es ir de la mano del que todavía es pastor de la diócesis, el arzobispo Celso Morga. El mismo Papa me lo confirmó: «Vas como coadjutor porque es lo mejor para entrar en la diócesis». En España hay ejemplos muy recientes y es una fórmula que se está usando bastante en la Iglesia.

Durante su toma de posesión habló de «urgencias» como la pastoral «familiar y vocacional». Siguiendo con el símil, ¿son dos realidades que están en la UCI?
Deseo para mi diócesis y para toda la Iglesia una cultura que contemple todas las vocaciones: el sacerdocio, la vida consagrada, las familias cristianas. Quiero empezar conociendo sobre todo a los sacerdotes: esta es una prioridad absoluta para un obispo. Quiero no solo abrazarlos físicamente sino conocer sus nombres y sus historias, hasta llegar a los últimos pueblos. También he dicho muchas veces que la vida religiosa no es un apéndice en la vida de la Iglesia; ha sido querida por Jesús y no puede desaparecer. Y la familia hay que favorecerla más; si no hay natalidad, nos convertiremos en un pueblo de viejos. La familia es el lugar que acoge la vida y transmite la fe. Es el primer santuario en el que uno aprende a amar, a perdonar y a caminar, en el que nadie es excluido. Creo que tenemos suficientes recursos en España para que este apoyo sea una realidad.

Primer encuentro con los fieles de la diócesis extremeña
Primer encuentro con los fieles de la diócesis extremeña. Fotos: Arzobispado de Mérida-Badajoz.

También dijo que sueña «con una Iglesia propositiva». ¿Cómo se concreta ese deseo?
Lo vamos a ver juntos el clero, los consagrados y los laicos. No sé aún cómo lo voy a concretar porque espero un trabajo en equipo, sinodal, que comienza por escuchar a los de dentro y también a los de fuera: a los alejados, para saber por qué no se sienten representados en la Iglesia, y a los de cerca para conocer cómo habla el Espíritu a través de ellos.

Vuelve a España en un contexto eclesial marcado por los informes sobre abusos y por la visita al Papa de los obispos españoles. No entra en una plaza fácil…
Que haya un desafío no solo quiere decir que hay problemas. También hay posibilidades. Vamos a sacar de esta crisis de abusos lo mejor. Creo que de todo esto ha de salir una cultura de transparencia total y tolerancia cero. Hay que ayudar a las víctimas y a los victimarios, que es también un gran desafío, porque siguen siendo personas. Y también debemos salir con una mayor claridad sobre las cifras de abusos, porque todos tenemos derecho a la transparencia y no solo por parte de la Iglesia.

Bio

  • 1953: Nace en Lodoselo (Orense)
  • 1977: Es ordenado sacerdote franciscano en Jerusalén
  • 2003: Es elegido ministro general de la Orden de los Frailes Menores
  • 2024: Es nombrado secretario del actual Dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada
  • 2024: El Papa Francisco le nombra el 14 de septiembre arzobispo coadjutor de Mérida-Badajoz



2023-12-01 02:06:00 Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo José Rodríguez Carballo: «Vamos a sacar de esta crisis de abusos lo mejor»

Source link

Ayúdanos a llegar a más personas: Comparte en tus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *