Oración de agradecimiento a Dios

Jose Toro

Dar gracias a Dios es uno de los actos que los creyentes debemos tener como costumbre diaria, es gracias a Señor el estar vivos, el poder gozar de salud, tener familia y seres queridos que nos cuidan y acompañan en el transitar de la vida, por ello y por todo lo demás, debemos dar gracias al Padre por todas sus bendiciones.

“Alaba, alma mía, al Señor; alabe todo mi ser su santo nombre. Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él perdona todos tus pecados y sana todas tus dolencias”. Salmo 103:1-3. “A ti, Dios de mis padres, te alabo y te doy gracias. Me has dado sabiduría y poder, me has dado a conocer lo que te pedimos”. (Daniel 2:23). “Señor Dios Todopoderoso, que eres y que eras, te damos gracias porque has asumido tu gran poder y has comenzado a reinar”. (Apocalipsis 11:17)

Oración para agradecer a Dios

Señor, hoy te doy gracias por mi cuerpo, por el agua que tomo, por los alimentos, por la ropa que me viste y por todo lo que Tú me das. Gracias por mis seres queridos, por mis amigos, mis vecinos, mis compañeros de trabajo, y también gracias por mis enemigos; te pido que a ellos les enseñes que el perdón es un acto de amor para uno mismo. Gracias Dios por todas las cosas maravillosas que llegan a mi vida, gracias a Ti porque Tú todo lo puedes, gracias por despojar de la desesperanza y las tristezas, sanándome desde lo más profundo de mi alma. Gracias también por proteger a las personas que amo y caminar con ellas, llevándolas por sendas de amor y bienestar. Amado Dios, te doy las gracias por este día y te agradezco a cada instante porque eres un Dios lleno de amor, gracia, e infinita bondad. Por favor mantenme siempre seguro, aléjame de todo peligro, líbrame de todo mal, protégeme de los enemigos y de las tentaciones, pues yo estoy dispuesto a dar todo de mí para poder ser útil a Ti y a tu obra. Señor, Tú siempre estarás en mi vida y mi corazón. Permíteme estar alerta ante todo mal que se me presente y enséñame a escucharte siempre, pues tus sabios consejos son el norte que mi vida necesita. Y así como por tantos años me has colmado de bendiciones, espero poder seguir contando con tu presencia divina. Mi vida es para honrarte a Ti Señor. Dame la dicha de servirte y permíteme seguir dando testimonio de tu bondad al mundo. Esta es mi oración de agradecimiento, y aunque nace desde lo más profundo de mi corazón, las palabras no bastan para demostrarte mi amor y mi fidelidad. Amén.

Oración de gracias

Te damos gracias Señor por la vida, por cada miembro de nuestra familia aquí presente y por aquellos que hoy no están. Gracias porque podemos reconocer cuanto nos amamos, demostrándonos cada día nuestro aprecio a través de la atención y el respeto los unos a los otros. Gracias por tu perdón, el cual derramas sobre nosotros mientras nos esforzamos en mantener una actitud de comprensión y paciencia en este hogar y para con las personas que nos rodean. Gracias Cristo por las vidas y el esfuerzo de aquellos que nos precedieron y que lucharon para que hoy viviésemos en libertad. Gracias por las oportunidades que nos has brindado de amar, servir, ayudar, de trabajar y prosperar en este lugar donde vivimos, a donde nos has traído, no para volver atrás sino para conquistar las bendiciones que ya tienes para preparadas por tu santa voluntad. Gracias Jesús porque tu palabra se cumple y has estado aquí todos los días. Te agradecemos que nada nos ha faltado y porque hemos aprendido a valorar lo que si tenemos y a no perder nuestra paz deseando lo que no necesitamos. Gracias porque tú nos guardarás en tu santa mano, en tu paz, y en salud, y el próximo año podremos reunirnos de nuevo y daremos testimonio de que tu amor y tu Espíritu han reinado en este hogar; porque tú tienes y tendrás el primer lugar en nuestras vidas. Gracias Dios… Amén.

Oración para agradecer por la vida

Señor mío, yo te amo Y te adoro mucho y esta noche Te doy profundas gracias por el día Que me has permito vivir. Gracias por estas horas de alegría Y te pido que, antes de que yo cierre Mis ojos, tú me bendigas esta noche Para que yo pueda dormir en paz y Bajo tu halo protector. No me desampares en estas horas de sueño Y haz que pueda yo descansar para Disfrutar el otro día. Amén.

Por su presencia y sus bendiciones

Mi Señor y mi Dios, mil gracias por tu presencia en mi vida. Gracias por hablarme y mostrarme cuán grande es tu amor por mí. Gracias porque trajiste esperanza a mi vida. Hoy vivo con ilusión y con la seguridad de que estás siempre a mi lado.

Te doy gracias por todo lo que tengo, porque siempre provees a mis necesidades. Gracias porque me ayudas en los momentos de dificultad y me sostienes con tus brazos fuertes. Gracias a ti, no tengo nada que temer. En ti está puesta toda mi confianza por siempre.

Gracias te doy, Señor, por cada nuevo día que me permites vivir. Gracias por la bendición de poder ver y disfrutar tu obra maravillosa a mi alrededor. Gracias porque puedo escuchar la voz de mis seres amados y compartir momentos bonitos con ellos. Gracias por la salud que me das, porque aun en medio de las dificultades tú estás conmigo y me ayudas.

No hay nadie como tú, mi Dios. Eres el Padre paciente y amoroso que me acompaña y me ayuda a ser una mejor persona. Tú me muestras cuál es el mejor camino a seguir y contigo siento paz y tranquilidad. Gracias porque contigo tengo vida abundante y la seguridad de la vida eterna.

Gracias te doy, Señor, por todo esto y por mucho más ya que cada día recibo nuevas bendiciones de tu parte. En el nombre de Jesús, amén.

Por su cuidado y su amor

Gracias te doy, Padre amado, por tu gran bondad y por tu amor. Mi corazón se llena de gratitud cada vez que pienso en ti y en tu cuidado para conmigo y para con todos los que amo. Gracias porque me acompañas cada día, cada noche y en medio de todas las situaciones que enfrento día tras día.

Gracias por todas las formas en las que me muestras tu amor y tu cuidado. Gracias por las personas que forman parte de mi vida, mi familia, mis amigos, mis vecinos, los hermanos de la iglesia. Gracias por el ánimo que ellos me dan y porque yo también puedo ser de bendición y de apoyo para ellos en todo momento. Gracias porque contigo mi vida tiene propósito. Quiero aprovecharla al máximo y vivir siempre dentro de tu voluntad.

Te agradezco también por la naturaleza que me rodea. Gracias por las bellas montañas, el aire fresco que puedo respirar, el cantar de los pájaros, el cielo azul… Ver tus obras maravillosas me renueva las fuerzas y me llena de paz. Gracias por ser un Dios tan creativo y por permitirme disfrutar de todo lo que has creado.

Te amo y te alabo, mi Señor y mi Dios. Estoy feliz de ser tuyo por la eternidad. En el nombre de Jesús, amén.

Oración para dar gracias a Dios por su amor y su bondad

Señor, hoy te doy gracias por mi cuerpo, por el agua que tomo, por los alimentos, por la ropa que me viste y por todo lo que Tú me das.

Gracias por mis seres queridos, por mis amigos, mis vecinos, mis compañeros de trabajo, y también gracias por mis enemigos; te pido que a ellos les enseñes que el perdón es un acto de amor para uno mismo.

Gracias Dios por todas las cosas maravillosas que llegan a mi vida, gracias a Ti porque Tú todo lo puedes, gracias por despojar de la desesperanza y las tristezas, sanándome desde lo más profundo de mi alma.

Gracias también por proteger a las personas que amo y caminar con ellas, llevándolas por sendas de amor y bienestar.

Amado Dios, te doy las gracias por este día y te agradezco a cada instante porque eres un Dios lleno de amor, gracia, e infinita bondad. Por favor mantenme siempre seguro, aléjame de todo peligro, líbrame de todo mal, protégeme de los enemigos y de las tentaciones, pues yo estoy dispuesto a dar todo de mí para poder ser útil a Ti y a tu obra. Señor, Tú siempre estarás en mi vida y mi corazón.

Permíteme estar alerta ante todo mal que se me presente y enséñame a escucharte siempre, pues tus sabios consejos son el norte que mi vida necesita.

Y así como por tantos años me has colmado de bendiciones, espero poder seguir contando con tu presencia divina.

Mi vida es para honrarte a Ti Señor. Concédeme la dicha de servirte y seguir dando testimonio de tu bondad al mundo. Esta es mi oración de agradecimiento, y aunque nace desde lo más profundo de mi corazón, las palabras no bastan para demostrarte mi amor y mi fidelidad, Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.