¿Qué significa Cordero de Dios?

Contenido de este artículo

En la Iglesia Católica el cordero es un símbolo que representa la mansedumbre, la bondad,  la paz y el amor. Dentro de nuestra rutina diaria solemos utilizar frases como “es más noble que un cordero”; para expresar que aquella persona que estamos mencionando es un ser realmente amable y cordial.

Jesús es nuestro Cordero de Dios

Juan el evangelista, discípulo del Señor, en sus textos nombra a Jesús como el Cordero de Dios; que vino al mundo para lavar y perdonar todas nuestras culpas y errores, respectivamente. La razón no es más que enaltecer el sufrimiento que padeció el Hijo de Dios durante su crucifixión  para lograr nuestro perdón y para enseñarnos que la obediencia al Padre es una forma de servirle y glorificarle.

Juan 1, 29-34: En aquel tiempo, al ver Juan a Jesús venir hacia él exclamó: «He ahí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Este es por quien yo dije: Detrás de mí viene un hombre, que se ha puesto delante de mí, porque existía antes que yo. Y yo no le conocía, pero he venido a bautizar en agua para que él sea manifestado a Israel». Y Juan dio testimonio diciendo: «He visto al Espíritu que bajaba como una paloma del cielo y se quedaba sobre él. Y yo no le conocía pero el que me envió a bautizar con agua, me dijo: "Aquel sobre quien veas que baja el Espíritu y se queda sobre Él, ése es el que bautiza con Espíritu Santo." Y yo le he visto y doy testimonio de que éste es el Elegido de Dios».

Tradición del Cordero para alabar a Dios

Desde el Antiguo Testamento encontramos que los profetas Jeremías e Isaías se describen como corderos para Dios. Por las diferentes travesías que les tocó enfrentar por su labor de predicación. Encontramos también como se narra en el Éxodo 12:1-14 que Dios pidió a su pueblo un cordero como sacrificio; para que marcaran sus puertas durante la noche y así liberarles de su esclavitud ante el imperio egipcio.

A lo largo de la historia se ha presentado distintos sacrificios en nombre de Dios. Todos con la intención de cumplir su mandato en la tierra y de expandir su Palabra en el mundo; Jesús es el último Cordero de Dios para el perdón de nuestros pecados pues, Él entregó su cuerpo para sanarnos, perdonarnos y llevarnos al padre.

San Pablo lo explica a los fieles de Corintos: “Que el Señor Jesús, en la noche que iban a entregarlo, tomó pan y, pronunciando la acción de gracias, lo partió y dijo: ‘Esto es mi Cuerpo, que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía’. Y lo mismo hizo con el cáliz, después de cenar, diciendo: ‘Este cáliz es la nueva alianza sellada con mi sangre; haced esto cada vez que lo bebáis, en memoria mía’. Por eso, cada vez que coméis de este pan y bebéis del cáliz, proclamáis la muerte del Señor hasta que vuelva” (I Cor 11, 23-26).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué significa Cordero de Dios? puedes visitar la categoría Artículos.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir