¿Qué es un Concilio Ecuménico?

Marcela Castro
concilio ecuménico foto del Vaticano
Fuente: Pixabay

La Iglesia Católica a lo largo de su historia realizó 21 sínodos universales solemnes que para determinar la doctrina, organización y líneas pastorales.

Concilio ecuménico es el nombre que se le ha dado a estos encuentros. 

Es decir, un concilio Ecuménico (también llamado concilio general), se realiza una asamblea universal. Durante este se encuentra la iglesia occidental y oriental. Los obispos, superiores de órdenes religiosas cristianas y representantes de las iglesias ortodoxas del mundo, se reúnen.

Los temas que se discuten van dirigidos a la corrección de la doctrina, indicar pautas generales sobre los asuntos de política eclesiástica, judicial o disciplinaria, reformas, posición ante herejías o la reflexión y deliberación sobre temas significativos. 

Concilios ecuménicos a lo largo de la historia

Los concilios generales no se realizan con frecuencia. A lo largo de la historia se han celebrado 21 concilios, todos han adoptado el nombre de las ciudades en donde se han reunido. 

El primer concilio registrado en la historia data del año 51 de nuestra era. En este Pedro, Tiago, Paulo y Bernabé organizaron un encuentro con los apóstoles; en el que se trato específicamente la siguiente interrogante:

¿Debe alguien ser judío para que pueda transformarse en cristiano?

Para el 325, se desarrolla el primer sínodo ecuménico en Nicea. En esta junta se condenó el Arrianismo como herejía; se proclamó la igualdad de naturaleza entre el Padre y el Hijo: y, se redactó el Símbolo o Credo que se recita en la eucaristía. 

Concilios y avances realizados 

En el año 381 D.C., se realiza el segundo encuentro denominado: Constantinopla I. Donde se afirmó la divinidad del Espíritu Santo. 3er encuentro en Éfeso (431) se testifica la unidad personal de Cristo y de María.

Los concilios de Calcedonia (451), Constantinopla II (553), Constantinopla III (681) y Nicea II (787); estas asambleas se marcaron por posiciones y condenación de movimientos o herejías.

Constantinopla IV (870), Letrán I (1123), Letrán (1139), Letrán II (1179), Letrán IV (1215); en estos se registran fuertes entre la iglesia y el Estado. Se debate el celibato obligatorio y se determina que todo cristiano debe recibir la confesión y la eucaristía. 

Quizá te interese: La parroquia según el Código de Derecho Canónico

Los concilios Lyon I (1245), Lyon II (1274), Viena (1312), Constanza (1418), Basilea (1431-1432), Letrán V (1517), Trento (1563). De sus temas centrales se conocen el intento de reconciliación con las iglesias ortodoxas; nombramientos eclesiásticos de arzobispos y Papa, ratificación de la figura del purgatorio y una reforma general de la iglesia. En los dos últimos concilios realizados denominados Vaticano I (1870)  y Vaticano II (1965), se reforzó la ortodoxia establecida en el Concilio de Trento, se condenó el racionalismo, naturalismo y el modernismo, reforma de la Liturgia, Constitución y pastoral de la Iglesia, de la revelación divina, libertad religiosa y se batió sobre un nuevo ecumenismo.

Todos los concilios hasta hoy en día realizados, tienen sus fundamentos en la necesidad de la unión de los pueblos de Dios; siempre bajo la unidad de la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Autor: Marcela Castro (Periodista)

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.