Reflexión del Evangelio del Día de hoy 01 de Diciembre de 2023

miguelm

Del santo Evangelio según san Mateo (Mt 7, 21. 24-27)
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No todo el que me diga: ‘¡Señor, Señor!’, entrará en el Reino de los cielos, sino el que cumpla la voluntad de mi Padre, que está en los cielos.

El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica, se parece a un hombre prudente, que edificó su casa sobre roca. Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos y dieron contra aquella casa; pero no se cayó, porque estaba construida sobre roca.

El que escucha estas palabras mías y no las pone en práctica, se parece a un hombre imprudente, que edificó su casa sobre arena. Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos, dieron contra aquella casa y la arrasaron completamente’’.     

Palabra del Señor.



Construir sobre buenos cimientos

En el texto del evangelio de hoy, se nos presenta cuál debe ser el comportamiento de los que quieren entrar en el Reino de los Cielos… Es toda una invitación a ser íntegros, coherentes si tomamos la decisión de ser cristianos.

Toda relación que se preste sana, ha de empezar a construirse sobre cimientos sólidos. Aquellas que emprendemos con nosotros mismos, con Dios y con los demás, necesita de una casa construida sobre la solidez de buenos cimientos. Así, quien escucha y practica la palabra construye la casa sobre roca.

La solidez no viene de la casa en sí, sino del terreno, de la roca. ¿Qué significa la roca? Construir sobre roca, como dice Jesús en el Evangelio identifica a la persona prudente. Y la prudencia se basa en la escucha, por un lado, y en la obediencia por otro. La obediencia debida a Dios para cumplir su voluntad, la obediencia debida a los hermanos para comprender sus necesidades, y la obediencia debida a nosotros mismos para comprender qué es lo que nos sucede.

Por eso, en este tiempo de Adviento, estamos llamados a ir construyendo una sólida esperanza… porque lo importante no es decir unas bonitas palabras sobre Dios, sino hacer la voluntad del Padre y ser una revelación de su amor y de su presencia en el mundo.

Mirando el evangelio, ¿Soy de los que dicen “Señor, Señor”, o de los que ponen en prácticamente la palabra?

Bendecido jueves. 🙏🏻🎄✨

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *