Mons. Porras en el golpe de estado de 11 abril del 2002

Comparte
0
(0)

 
 
 
Muy pocos saben cuál fue realmente la participación de Mons. Baltazar Porras en el Golpe de Estado del 11 de abril de 2002. Lo primero que se debe tener claro, es que para ese momento Mons. Porras fungía como Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, cargo que había tomado desde 1998 y que ocuparía hasta el año 2006.

En abril de 2002, cuando la situación del país empezaba a presentar dificultades, Mons. Porras se encontraba en Argentina, en un seminario sobre el Cardenal Eduardo Pironio, el Arzobispo Metropolitano de Mérida estaba en compañía de Mons. Jorge Mario Bergoglio, hoy Papa Francisco, su amigo desde varios años atrás. 

El día 8 de abril, recibe una llama que le invitaba a regresar al país, pues la situación política se estaba empeorando. Llega a Venezuela y se encuentra con un Golpe de Estado en desarrollo, Mons. Porras relata su encuentro con Chávez de la siguiente manera: “lo primero que (Chávez) me dijo fue: bendición, perdone todas las barbaridades que he dicho de usted, ¿está usted dispuesto a resguardar mi vida?, y mi respuesta fue inmediata, sí. Porque la dignidad de la persona humana y la vida está por encima de cualquier otra diferencia.”

Pocos saben que, el hoy Cardenal Baltazar Porras, actuó en abril de 2002 para salvar la vida del Presidente Hugo Chávez, lo que los demás puedan decir al respecto, no tiene fundamentos suficientes, ya que muchos de los más cercanos a Chávez estaban escondidos e incluso pedían a la Conferencia Episcopal Venezolana que resguardaran la vida de sus familiares escondiéndolos en casas de religiosos. 

Mons. Porras afirma que: La relación de la Conferencia Episcopal Venezolana con los gobiernos venezolanos no ha sido nada fácil, porque el poder en Venezuela es muy sensible, y más a las críticas de la Iglesia. 


Son varios los motivos por los cuales Chávez, su gobierno y su legado no han podido compaginar con la jerarquía de la Iglesia Católica Venezolana. En primer lugar por los ataques al Cardenal Castillo Lara, luego, cuenta Monseñor Baltazar Porras, que lo primero que Chávez hizo con la Conferencia Episcopal Venezolana, una vez ganadas las elecciones de 1998 fue preguntarles a los Obispos qué le pedían a él como nuevo Presidente de la República, ellos le contestaron: no venimos a pedir nada; luego se dispuso a ofrecerles 5 o 6 ministerios, pidiéndoles de inmediato los nombres de sacerdotes u obispos para ser nombrados ministros, los Obispos le aclararon que ellos no iban a negociar puestos, la actitud de Chávez desde ese momento fue afirmar que los Obispos venezolanos no querían colaborar con él y que estaban en su contra, de allí en adelante las relaciones entre el Gobierno Nacional y la Iglesia Católica no han podido arreglarse. 


“Nosotros no estamos ni a favor ni en contra del Gobierno, nosotros estamos es con la gente, y es la gente y lo que son sus necesidades, y lo que son sus intereses, y el reconocer lo bueno que tienen y lo menos bueno, pues ese es nuestro papel” 
Cardenal Baltazar Porras 

 

Seminarista Pedro García
Blogpedrogarciabarillas.blogspot.com

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *