Monición para el inicio del Mes de Mayo

Camino y Oración

Queridos hermanos y hermanas en Cristo:

Hoy, 1 de mayo, comenzamos el mes dedicado a la Virgen María, Madre de Nuestro Señor Jesucristo. Durante este mes, es tradición que nos acerquemos a la devoción mariana y que honremos a nuestra Madre Celestial con actos de amor, oración y fe.

María es una presencia constante en nuestra vida cristiana, ella nos acompaña en nuestro camino de fe y nos muestra el camino hacia su Hijo, Jesucristo. En este mes de mayo, podemos acercarnos más a ella y pedirle que nos guíe en nuestra vida diaria, en nuestros trabajos y en nuestras relaciones.

La Virgen María es un modelo de virtud y una fuente de inspiración para nosotros. Su amor y devoción a Dios nos muestran cómo podemos vivir nuestra vida en el servicio a Dios y a los demás. Su humildad, su paciencia y su amor incondicional son ejemplos que podemos seguir en nuestro propio camino.

Por eso, los invitamos a unirse a la devoción mariana durante este mes de mayo. Recen el rosario, participen en las procesiones y hagan obras de caridad en honor a la Virgen María. Pidamos a ella que nos guíe y nos proteja siempre, y que nos ayude a crecer en nuestra fe y en nuestro amor a Dios y a nuestros hermanos.

Que la Virgen María, Madre de Dios y nuestra Madre, interceda por nosotros ante su Hijo y nos conduzca siempre hacia Él.

¡Feliz mes de mayo a todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *