Los domingos del Tiempo Pascual del 2024 – Ciclo C

Padre Jose Luis Toro
Ayúdanos a llegar a más personas: Comparte en tus redes sociales.

Hemos vivido un tiempo fuerte de la Iglesia, la cuaresma, y acabamos de participar de la Semana Mayor. Quiero escribir una pequeña explicación del tiempo pascual que estamos comenzando, algunas notas las tomé del libro de José Aldazabal sobre los domingos del ciclo C.

Espero que sean de utilidad para las comunidades de hispana.

Un recorrido Espiritual

El tiempo de la pascua nos presenta un recorrido espiritual. Es el Recorrido espiritual de la Iglesia que acaba de vivir un acontecimiento muy importante, comparado con el acontecimiento fundante del Pueblo de Israel que podemos leer en Éxodo 15, hemos proclamado en la asamblea litúrgica de la Vigilia Pascual esta lectura, el pueblo que estaba en esclavitud es liberado y pasa el mar rojo, ¿Qué sucede cuando el pueblo se ve al otro lado del mar y se ve libre de la esclavitud del faraón? Pues comienza a danzar y a cantar.

La verdad es que esta escena me parece preciosa, imaginarme al pueblo cansado por el recorrido, han visto las maravillas de Yahvé que acaba de partir el mar en dos y proclama:

Cantaré al Señor, que se ha coronado de triunfo

    arrojando al mar caballos y jinetes.

El Señor es mi fuerza y mi cántico;

    él es mi salvación.

Él es mi Dios, y lo alabaré;

    es el Dios de mi padre, y lo enalteceré.

El Señor es un guerrero;

    su nombre es el Señor.

El Señor arrojó al mar

    los carros y el ejército del faraón.

Los mejores oficiales egipcios

    se ahogaron en el Mar Rojo.

Las aguas profundas se los tragaron;

    ¡como piedras se hundieron en los abismos!

Éxodo 15

¿Puedes captar la emoción del momento?

Me imagino la fiesta del pueblo, la algarabía de haber ganado una guerra porque Dios estaba con ellos. Gritos de alegría, la danza de las mujeres y los hombres saltando y proclamando este cántico que es uno de los más antiguos del Antiguo Testamento.

Cuando venimos leyendo el libro del éxodo la esclavitud pone en nosotros sentimientos de tristeza y frustración, el mismo pueblo vive momentos de oscuridad.

La oscuridad de la Muerte de Jesús

Esa misma oscuridad que vive el Pueblo de Israel es la que experimentó los discípulos de Jesús la noche del Jueves Santo cuando por la traición del Amigo Judas, es llevado por los soldados romanos en plena noche iluminada por la luna llena de la pascua que ya se acerca.

Esa oscuridad la hemos visto reflejada por la sobriedad de la liturgia del Viernes Santo, una liturgia donde no se celebra el sacrificio de la misa (eucaristía) sino que se proclama la pasión del según el Evangelista Juan.

No hay mantel sobre el altar, no hay flores, tampoco canto de entrada, sino silencio sepulcral, un silencio sonoro, un silencio muy significativo. El crucifijo tapado y luego mostrado progresivamente nos irá introduciendo progresivamente al horror de la cruz, es el día más oscuro.

Con esta oscuridad que viene del viernes, sentimiento de tristeza, desolación continuamos con la Vigilia Pascual. El Color Rojo de sangre predomina en la celebración representado en los ornamentos del día.

De la Oscuridad a la Luz (La Vigilia Pascual)

Inicia la celebración con la oscuridad pero hay un elemento diferenciador, una fogata, la luz, y el cirio, pese que las luces están apagadas predomina la iluminación tenue de la fogata. El encendido del cirio representa la esperanza contra toda esperanza. En medio de la oscuridad de la muerte continúa la esperanza iluminando el universo entero.

La oscuridad y la tristeza con la que se celebró el viernes santo ha cambiado a una oscuridad luminosa, esperanzadora que llegará a su máxima expresión en la liturgia de la Vigilia pascual.

Si pudiéramos comparar el año litúrgico con una obra musical pudiéramos decir que la Vigilia Pascual es el centro y culmen del año litúrgico. Es la Vigilia Pascual el centro desde donde gira toda nuestra experiencia litúrgica anual. Nos encontramos ante el climax del año.

Con el canto de Gloria, el climax llega a su punto máximo expresado también en el encendido de las luces y la proclamación de la Gloria de Dios. Para mí es un momento muy emotivo y simbólico.

La Zarza Ardiente

moises y el paso del mar rojo

Quiero hacer un énfasis en este elemento porque me parece que el elemento del fuego tiene un contenido súper profundo en la historia de la salvación. Pudiéramos decir que la pascua judía inicia desde el contacto que tiene Moisés con Yahvé en la figura de la zarza ardiente.

En el corazón de la fe judía encontramos una llama de fuego, así en el corazón del alefato encontramos la iota que es la figura desde donde emanan todas las demás letras del idioma hebreo. La zarza ardiente está en el corazón de la fe judía y también en el centro de su idioma.

La experiencia de Dios también es representada por el fuego, el brillo o fulgor. Por eso el color propio de la divinidad es el dorado, o el blanco, así se representa en la iconografía tradicional. De la cabeza de los santos emana un brillo (aura) producto de su contacto con la divinidad.

Ese contacto con la gloria de la resurrección es la que hace resplandecer todo el templo que se vestirá del color propio de la pascua, el blanco, pudiéramos decir que el dorado, o plateado propiamente. Este color durará la cincuentena.

Las siete semanas de la Pascua

Hemos entrado en el tiempo fuerte más largo e importante del año (salvo el tiempo ordinario). En el tiempo del adviento tenemos 4 domingos para prepararnos para la navidad. Y la navidad solo tendrá cuatro domingos si el 25 de diciembre cae domingo. El tiempo de cuaresma tiene 6 si contamos como domingo de cuaresma el de Ramos. Pero la Pascua son siete domingos en los que meditamos las apariciones y manifestaciones de Jesús en medio de sus discípulos, por esto decimos que es el tiempo más prolongado. Culminando con el domingo de Pentecostés.

Las lecturas del tiempo pascual

Hay un elemento diferenciador en el tiempo de la pascua con respecto al resto del año litúrgico y es que en ella no se leen lecturas del Antiguo Testamento… ¿Por qué? Porque en el Antiguo Testamento nos centramos en el cumplimiento de la promesa del mesías que viene y en el tiempo de la pascua conmemoramos al Mesías que ya ha llegado y ha llegado la plenitud de la promesa con su resurrección.

En la primera lectura leeremos los Hechos de los Apóstoles, en este ciclo c se centrará en el testimonio de los apóstoles, en especial las de Pedro y Pablo.

En la segunda lectura estaremos proclamando lecturas del Apocalipsis.

Con respecto al Evangelio que proclamaremos durante este año, es de común saber que los domingos del ciclo c está dedicado a Lucas, pero se hará un énfasis en el Evangelista Juan. Iniciamos con Lucas en la proclamación del Pasaje de los Discípulos de Emaús y culminamos también con Lucas en la fiesta de la Ascensión.

A continuación te presento el esquema de las lecturas del tiempo pascual.

Domingo de Pascua

  • Hch 10,34a.37-43 Hemos comido y bebido con él
    después de su resurrección
  • Col 3,1-4 Buscad los bienes de allá arriba, donde está Cristo
    (o bien) ICo 5,6b-8 Quitad la levadura vieja para ser masa nueva
    Le 24,1-12 ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?
    (o bien) Jn 20,1-9 Él había de resucitar de entre los muertos
    (o bien) Le 24,13-35 Quédate con nosotros, porque atardece

Domingo 2 de Pascua


Hch 5,12-16 Crecía el número de los creyentes, hombres y mujeres que se adherían al Señor

Ap 1,9-lla. 12-13.17-19 Estaba muerto y ya ves, vivo por los siglos de los siglos
Jn 20,19-31 A los ocho días, llegó Jesús

Domingo 3 de Pascua


Hch 5,27b-32.40b-41 Testigos de esto somos nosotros y el Espíritu Santo
Ap 5,11 -14 Digno es el Cordero degollado
de recibir el poder y la riqueza Jn 21,1-19 Jesús se acerca, toma pan y se lo da; lo mismo el pescado

Domingo 4 de Pascua


Hch 13,14.43-52 Sabed que nos dedicamos a los gentiles
Ap 7,9.14b-17 El Cordero será su pastor, y los conducirá
hacia fuentes de aguas vivas
Jn 10,27-30 Yo doy la vida eterna a mis ovejas

Domingo 5 de Pascua


Hch 14,21b-27 Contaron a la Iglesia lo que Dios había hecho por medio de ellos
Ap 21,l-5a Dios enjugará las lágrimas de sus ojos
Jn 13,3l-33a.34-35 Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros

Domingo 6 de Pascua


Hch 15,1-2.22-29 Hemos decidido, el Espíritu Santo y nosotros,
no imponeros más cargas que las indispensables
Ap 21, 10-14.22-23 Me enseñó la ciudad santa, que bajaba del cielo
Jn 14,23-29 El Espíritu Santo os irá recordando todo lo que os he dicho

La Ascensión del Señor


Hch 1,1-11 Lo vieron levantarse
Ef 1,17-23 Lo sentó a su derecha en el cielo
(o bien) Hb 9,24-28 Cristo ha entrado en el mismo cielo
Le 24,46-53 Mientras los bendecía, iba subiendo al cielo

Pentecostés


Hch 2,1 -11 Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar
Rm 8,8-17 Los que se dejan llevar por el Espíritu de Dios, esos son hijos de Dios (o bien) ICo 12,3b-7.12-13 Hemos sido bautizados en un mismo Espíritu para formar un solo cuerpo Jn 20, 19-23 Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.

Recibid el Espíritu Santo,
(o bien) Jn 14,15-16.23b-26 El Espíritu Santo os lo enseñará todo

Ayúdanos a llegar a más personas: Comparte en tus redes sociales.

4 comentarios

  1. Gracias padre Jose Luis por su tiempo y dedicacion en la evangelizacion que Dios le siga bendiciendo en obras y palabras. Saludos desde Guatemala.

  2. Me parece muy interesante todo lo que aquí se publica, conocer y aprender más sobre Dios, los tiempos que estamos viviendo, Semana Santa, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *