IGLESIA Y MEDIOS

Ayúdanos a llegar a más personas: Comparte en tus redes sociales.

Autor Reinaldo Enrique Bracho Boscán, C.I.: V-25.356.073

Breve reseña histórica de una relación.


La relación de la Iglesia con los medios de comunicación social data desde hace
siglos, puesto que la actividad comunicadora de la Iglesia se encuentra inseparablemente
unida a la misión evangelizadora de la misma. Sin embargo, el Decreto Inter mirifica, del
Concilio Vaticano II, promulgado el 4 de diciembre del año 1963, bajo el pontificado del
Papa Pablo VI, marca un hito en la relación Iglesia-Medios.


Su importancia radica en que el Concilio Vaticano II fue el primer Concilio Ecuménico de la Iglesia Católica que se ocupó explícitamente en sus documentos de los medios de comunicación social, además de ser transmitido por primera vez a través de la radio y la televisión a nivel mundial. Este signo, sin duda alguna, influyó mucho en la opinión pública mundial y en la recepción posterior del mundo ante las novedades del Concilio.


El decreto en mención sitúa el irrenunciable deber de los medios de comunicación social como un servicio al bien común y al crecimiento espiritual de las personas, específicamente en lo que atañe a la función de la Iglesia, su derecho natural de usar y poseer todos los instrumentos de comunicación en la medida que éstos sean necesarios o útiles para la vida cristiana y la salvación de las almas:

Todos los hijos de la Iglesia, de común acuerdo, tienen que procurar que los medios de comunicación social, sin ninguna demora y con el máximo empeño, se utilicen eficazmente en las múltiples obras de apostolado, según lo exijan las circunstancias de tiempo y lugar, anticipándose así a las iniciativas perjudiciales, sobre todo en aquellas regiones cuyo progreso moral y religioso exige una atención más
diligente.

Este hecho conciliar marcó solo el inicio de una relación Iglesia-Medios que se fue profundizando cada vez más, con la promulgación de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales en la Solemnidad de la Ascensión del Señor y del Mensaje Mundial del Papa dirigido a fortalecer esta relación, así como a reflexionar algunos aspectos del área comunicacional y mediática. Dicho mensaje se emite todos los años el 24 de enero, con motivo de la memoria de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas.

1 Concilio Vaticano II, Decreto Inter mirifica sobre los Medios de Comunicación Social, 4 de diciembre
de 1963, n. 13.

Años más tarde, otro documento de gran envergadura para los responsables de las comunicaciones sociales fue la Carta Apostólica “El rápido desarrollo” del Papa Juan Pablo II, emitida el 24 de enero del año 2005. En este documento magisterial, el Santo Padre invita a reflexionar en la espiritualidad de la comunicación y a ver ésta como un acto de comunión, al tiempo que insiste en que el mundo de los medios de comunicación social necesita ser también redimido por Cristo.


Esta comunión con Cristo tiene su raíz en el manantial de gracias que se desbordan de la Sagrada Eucaristía y la celebración de los Sacramentos. Se da un paso más. La cenicienta del Concilio Vaticano II es ahora presentada por el Papa Juan Pablo II como necesaria en el anuncio kerigmático, o más textualmente como aquella que “penetra las dimensiones esenciales de la Iglesia, llamada a anunciar a todos el gozoso mensaje de la salvación”.


En la era postconciliar, como se puede connotar, siempre ha encontrado especial predilección en la predicación de los Papas el tema comunicacional y lo vemos también claramente en el Magisterio reciente. El Papa Francisco, en la Exhortación “Christus vivit”, ha recordado la importancia del ambiente digital y las redes sociales, que constituyen un continente donde se hace cada vez más necesario el anuncio de Cristo: La web y las redes sociales han creado una nueva manera de comunicarse y de
vincularse, y «son una plaza en la que los jóvenes pasan mucho tiempo y se encuentran fácilmente, aunque el acceso no es igual para todos, en particular en algunas regiones del mundo. En cualquier caso, constituyen una extraordinaria oportunidad de diálogo, encuentro e intercambio entre personas, así como de acceso a la información y al conocimiento. Por otro lado, el entorno digital es un contexto
de participación sociopolítica y de ciudadanía activa, y puede facilitar la circulación de información independiente capaz de tutelar eficazmente a las personas más vulnerables poniendo de manifiesto las violaciones de sus derechos.

El Santo Padre, no sólo reflexiona en las ventajas que tiene estar en este ambiente digital, sino que también invita a reconocer sus límites y carencias, y a usarlos con prudencia, con inteligencia y con fines evangelizadores. En este sentido, la Iglesia ha continuado su reflexión comunicacional, también desde las Iglesias Particulares y los Consejos Episcopales de cada nación. En el caso de Venezuela, el año 2006, se emitieron todos los documentos conclusivos producto de las reflexiones del gran Concilio Plenario
Venezolano
, dando también un lugar privilegiado a la comunicación social con el Documento 14 denominado: “La Pastoral de los Medios de Comunicación Social”.


El Documento Conciliar presenta un análisis pastoral de la realidad venezolana y la relación Iglesia-Medios, para después concluir con algunos desafíos y orientaciones pastorales. En el análisis de la realidad, se expone claramente la ambivalencia de los medios, que el Papa Francisco también ha descrito en la Christus vivit, años más tarde: Los MCS son claramente ambivalentes. Que sean luces o sombras depende de quién los usa, cómo los usa, para qué los usa: depende de la persona que informa o
comunica. Por eso, al lado de las luces, en muchas ocasiones, y situaciones muy específicas, los MCS se revisten de sombras, con secuelas negativas para la sociedad, es decir, para los lectores, radioescuchas, telespectadores o simples perceptores de un acto de carácter comunicacional.

Ante esta realidad venezolana de luces y sombras, se presentan cinco (5) desafíos:
▪ La Pastoral de los MCS y la responsabilidad social.
▪ La Pastoral de los MCS y la opinión pública.
▪ La Pastoral de los MCS, libertad de expresión y derecho de información.
▪ El uso de los MCS y la articulación de los medios propios de la Iglesia.
▪ Formación de los agentes pastorales.

  1. Estructuras informativas de la Iglesia.
    Para concluir, en el año 2024, el Papa Francisco dedicó su Mensaje con motivo de
    la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales a la realidad de las “fake-news” o
    noticias falsas en contraposición con un periodismo de paz. El Papa nos recuerda en este
    contexto que estamos inmersos a diario en el fenómeno de las noticias falsas y que esto nos
    llama a la reflexión:

«Fake news» es un término discutido y también objeto de debate. Generalmente alude a la desinformación difundida online o en los medios de comunicación tradicionales. Esta expresión se refiere, por tanto, a informaciones infundadas, basadas en datos inexistentes o distorsionados, que tienen como finalidad engañar o incluso manipular al lector para alcanzar determinados objetivos, influenciar las
decisiones políticas u obtener ganancias económicas.

Ante esta realidad, se hace necesario poder reconocer los fake-news y desenmascararlos. Un proceso a veces un poco difícil pero necesario para ser agentes promotores de la Verdad. En la Iglesia Católica existen estructuras informativas y canales 3 Concilio Plenario de Venezuela, Documento No 14 – La Pastoral de los Medios de Comunicación Social, 2006, n. 15.


4 Papa Francisco, Mensaje del Santo Padre Francisco para la 52 Jornada Mundial
de las Comunicaciones Sociales, 24 de enero de 2024. (nn. 86-90, 103-110, 210-211). Disponible en:

https://www.vatican.va/content/francesco/es/messages/communications/documents/papa-francesco_20180124_messaggio-comunicazioni-sociali.html

regulares usados para la transmisión de noticias verdaderas y confiables. Por ello, cada
comunicador, antes de repostear una información o noticia, debe, ante todo, cerciorarse de
la veracidad de la misma. Universalmente, a nivel eclesial, existe un Dicasterio para la
Comunicación, nombrado por el Papa Francisco, anteriormente llamada Secretaría para la
Comunicación, que coordina toda la actividad informativa de la Santa Sede. Comprende
una serie de fuentes oficiales:

  • Página web oficial de la Santa Sede:
    https://www.vatican.va/content/vatican/es.html
  • Boletín de la Oficina de Prensa:
    https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino.html
  • Servicios Informativos
    https://www.vatican.va/news_services/index_sp.htm
  • Vatican News:
    https://www.vaticannews.va/es.html
    En el ámbito eclesial latinoamericano existe el Departamento de Comunicación y
    Prensa del Consejo Episcopal Latinoamericano:
    https://www.celam.org/index.php
    En Venezuela, a nivel nacional existe el Departamento de Comunicación de la CEV,
    y a nivel de Iglesias particulares los distintos Secretariados de Pastoral de la Comunicación:
    www.conferenciaepiscopalvenezolana.com

2 Papa Francisco, Exhortación Apostólica Postsinodal Christus vivit a los jóvenes y a todo el Pueblo de
Dios, 25 de marzo de 2024, n. 87.

Ayúdanos a llegar a más personas: Comparte en tus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *