Evangelio y Lecturas de hoy Martes 31 de Enero de 2023 - Fiesta de San Juan Bosco

Imagen de San Juan Bosco - Fuente: pixabay
Contenido de este artículo

Martes de la 4ª semana de Tiempo Ordinario

Años impares

Tips Litúrgicos del día

Blanco // San Juan Bosco, presbítero; memoria obligatoria. // Misa de la memoria, prefacio común o de los santos pastores //1ª Lectura: Hb 12,1-4; Salmo: Sal 21; Evangelio: Mc 5,21-43.

LITURGIA DE LAS HORAS: de la memoria.

ORACIÓN COLECTA


Señor, Dios nuestro,
en tu providencia nos has dado a san Juan Bosco,
padre y maestro de los jóvenes,
que, bajo la guía de la Virgen María,
trabajó con entrega infatigable por el bien de la Iglesia;
suscita también en nosotros la misma caridad apostólica,
que nos impulse a buscar la salvación de los hermanos
para servirte a ti, único y sumo bien.
Por nuestro Señor Jesucristo


PRIMERA LECTURA de hoy

Corramos en la carrera que nos toca, sin retirarnos

Lectura de la carta a los Hebreos 12, 1-4

Hermanos:

Una nube ingente de testigos nos rodea: por tanto, quitémonos lo que nos estorba y el pecado que nos ata, y corramos en la carrera que nos toca, sin retirarnos, fijos los ojos en el que inició y completa nuestra fe: Jesús, que, renunciando al gozo inmediato, soportó la cruz, despreciando la ignominia, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.

Recordad al que soportó la oposición de los pecadores, y no os canséis ni perdáis el ánimo.

Todavía no habéis llegado a la sangre en vuestra pelea contra el pecado.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial: Salmo 21, 26b-27. 28 y 30. 31-32 (R.: 27b)

R. Te alabarán, Señor, los que te buscan.

Cumpliré mis votos delante de sus fieles.
Los desvalidos comerán hasta saciarse,
alabarán al Señor los que lo buscan:
viva su corazón por siempre. R.

Lo recordarán y volverán al Señor
hasta de los confines del orbe;
en su presencia se postrarán
las familias de los pueblos.
Ante él se postrarán las cenizas de la tumba,
ante él se inclinarán los que bajan al polvo. R.

Me hará vivir para él, mi descendencia le servirá,
hablarán del Señor a la generación futura,
contarán su justicia al pueblo que ha de nacer:
todo lo que hizo el Señor. R.

Aleluya Mt 8, 17

Cristo tomó nuestras dolencias
y cargó con nuestras enfermedades.

Versículos alternativos para el Aleluya

EVANGELIO

Contigo hablo, niña, levántate

 Lectura del santo evangelio según san Marcos 5, 21-43

En aquel tiempo, Jesús atravesó de nuevo en barca a la otra orilla, se le reunió mucha gente a su alrededor, y se quedó junto al lago. Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, y, al verlo, se echó a sus pies, rogándole con insistencia:

«Mi niña está en las últimas; ven, pon las manos sobre ella, para que se cure y viva».

Jesús se fue con él, acompañado de mucha gente que lo apretujaba.

Había una mujer que padecía flujos de sangre desde hacía doce años. Muchos médicos la habían sometido a toda clase de tratamientos, y se había gastado en eso toda su fortuna; pero, en vez de mejorar, se había puesto peor. Oyó hablar de Jesús y, acercándose por detrás, entre la gente, le tocó el manto, pensando que con sólo tocarle el vestido curaría.

Inmediatamente se secó la fuente de sus hemorragias, y notó que su cuerpo estaba curado. Jesús, notando que había salido fuerza de él, se volvió en seguida, en medio de la gente, preguntando:

«¿Quién me ha tocado el manto?».

Los discípulos le contestaron:

«Ves como te apretuja la gente y preguntas: "¿Quién me ha tocado?"».

Él seguía mirando alrededor, para ver quién había sido. La mujer se acercó asustada y temblorosa, al comprender lo que había pasado, se le echó a los pies y le confesó todo. Él le dijo:

«Hija, tu fe te ha curado. Vete en paz y con salud».

Todavía estaba hablando, cuando llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle:

«Tu hija se ha muerto. ¿Para qué molestar más al maestro?».

Jesús alcanzó a oír lo que hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga:

«No temas; basta que tengas fe».

No permitió que lo acompañara nadie, más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegaron a casa del jefe de la sinagoga y encontró el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos. Entró y les dijo:

«¿Qué estrépito y qué lloros son éstos? La niña no está muerta, está dormida».

Se reían de él. Pero él los echó fuera a todos y, con el padre y la madre de la niña y sus acompañantes, entró donde estaba la niña, la cogió de la mano y le dijo:

«Talitha qumi» (que significa: «Contigo hablo, niña, levántate»). La niña se puso en pie inmediatamente y echó a andar; tenía doce años. Y se quedaron viendo visiones.

Les insistió en que nadie se enterase; y les dijo que dieran de comer a la niña.

Palabra del Señor.

Oración sobre las Ofrendas


Acepta, Padre santo,
el sacrificio que te ofrecemos con fe sincera,
y haz que te amemos sobre todas las cosas, a fin de que nuestra
vida sea un himno en tu honor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

PREFACIO de San Juan Bosco


y. El Señor esté con vosotros. Y con tu espíritu.
y. Levantemos el corazón.
g. Lo tenemos levantado hacia el Señor.
y. Demos gracias al Señor, nuestro Dios. 13?.. Es justo y necesario.
En verdad es justo darte gracias,
y deber nuestro glorificarte,
Dios grande y misericordioso,
por Cristo, tu Hijo y Salvador nuestro.
Porque tú, Padre de amor eterno,
suscitaste en la Iglesia a san Juan Bosco como amigo, hermano y padre de los
jóvenes, para conducirlos por el camino de la salvación.
Él, con mirada profética hacia los tiempos nuevos, los preparó para afrontar la
vida con honesta sabiduría y una fe rica en obras.
Y, movido por tu Espíritu, dio origen a una gran familia para
continuar por toda la tierra su misión de maestro y de padre.
Por eso, nosotros,
congregados en asamblea de fiesta,
te cantamos un himno de adoración y alabanza, y unidos a los
ángeles y a los santos proclamamos sin cesar el himno de tu
gloria.
Santo, Santo, Santo…



ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Padre, nos has alimentado
con este sacramento de salvación;
haz que imitemos la actividad incansable de san Juan Bosco para
conducir a los jóvenes hacia el amor de Cristo, tu Hijo, fuente inagotable
de vida nueva.
Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.


BENDICIÓN SOLEMNE


El Señor, que inspira todo buen propósito, os proteja
siempre con su gracia
y os ayude a ser fieles a las promesas de vuestro bautismo.
Amén.
Cristo, el buen pastor,
os ayude a servir con alegría a los hermanos
imitando el ejemplo de nuestro [vuestro] santo fundador.
Amén.
A vosotros que celebráis con alegría la fiesta de san Juan
Bosco, el Señor os 'conceda caminar siempre en la fe, en la
esperanza y en el amor.
g. Amén.
Y la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo >14 y Espíritu
Santo, descienda sobre vosotros.
.. Amén.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Evangelio y Lecturas de hoy Martes 31 de Enero de 2023 - Fiesta de San Juan Bosco puedes visitar la categoría Evangelio del Día.

Contenido Relacionado

    1 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir