El Coronavirus: Un reto para el mundo Globalizado

Contenido de este artículo

¿Quién podría penar que una "simple gripe" al otro lado del mundo pondría a temblar a todo el mundo?

Ahora recuerdo cuando niño en las caricaturas decían que si se cavaba profundamente se podría llegar a China, esa es nuestra concepción "occidental" de oriente, como un lugar súper alejado, al otro lado del mundo, totalmente desconocido. Y como desconocido y alejado, realmente nos ha importado poco.

El mundo es un pañuelo

Cada vez el mundo es más pequeño, no métricamente, sigue habiendo los mismos kilómetros desde Caracas a Buenos Aires, pero con el avance de la tecnología los lugares están más cerca. Un avión, unas cuantas hora y ya.

También podemos tener noticias "en tiempo real" de lo acontecimientos que ocurren "al otro lado del mundo".

Los cambios sociales y culturales también son más acelerados, las culturas que antes pasaban siglos aisladas ahora tienen contacto cotidiano y constante.

Estamos interconectados

Tristemente las grandes potencias y los países desarrollados se preocupan de los problemas de los otros países sólo cuando las situaciones les tocan.

En los países del "primer mundo" (como si nosotros fuéramos de un escalafón inferior) sólo hay alarmas cuando los virus están en riesgo de afectar a sus pobladores.

Pero la realidad es que formamos parte de un gran sistema inter-conectado, no podemos mirar a otro lado cuando las grandes compañías dañan nuestros bosques por cuantiosas recompensas económicas.

África y la migración hacia Europa

La migración desde países africanos hasta las costas europeas, aparte del gran negocio que implica la movilidad humana para las mafias que han encontrado en este un medio especial para generar recursos.

Europa se preocupa de las enfermedades y de las grandes oleadas de africanos llegando a sus costas, pero se preocupa poco de mejorar la situación de vida de las personas más allá de sus fronteras, y de sus aguas.

La humanidad como principio

Debemos buscar, como humanidad, de proteger a todos los seres vivos. Tenemos un gran reto en defensa de los derechos humanos, regímenes autoritarios, asesinatos, y condiciones in-humanas en buena parte de la población mundial.

La epidemia del Coronavirus es una consecuencia de lo destructivos que estamos haciendo con la naturaleza.

El Respeto a la Casa Común

Las epidemias nos enseñan la necesidad imperiosa del respeto a la Casa Común. Estamos acabando y dañando con los sistemas naturales, están perdiendo el equilibrio milenario.

No es solamente controlar un virus, es que debe haber una respuesta integral de la humanidad al problema que tiene que ver con el respeto a los árboles, montañas, animales y al agua.

Cuidemos nuestro planeta. Es el único en el que podemos vivir por ahora.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a El Coronavirus: Un reto para el mundo Globalizado puedes visitar la categoría Artículos.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir