¿Que es la homilía y cuáles deben ser sus partes?

Fuente: Cathopic
Contenido de este artículo

Escucha este artículo en audio

La homilía es una predicación que realiza el sacerdote en la eucaristía. Este sermón está dirigido a los fieles y su fin es explicar los textos bíblicos leídos durante la celebración. La homilía forma parte de la Liturgia de la Palabra del Rito Romano, se sitúa entre la lectura del Santo Evangelio y la Oración de los fieles.

Objetivo de la Homilía

Este discurso busca explicar el contexto en el cuál se escribió el texto bíblico, así como también, enseñarles o hacerles entender a los presentes  el llamado que hace el Señor a través de las Sagradas Escrituras. La palabra Homilía proviene del vocablo griego “homilía” que significa sermón corto, y era común escuchar una homilía en los templos judíos en el tiempo de Jesucristo, sin embargo; En la actualidad, la homilía tiene unas características y partes que son especificadas en la homiléctica, la cual es una herramienta discursiva que prepara el sacerdote para poder brindar un discurso de calidad, que aclare, introduzca y enseñe al escucha sobre el mensaje Divino.

¿Quién puede hacer la Homilía?

Normalmente, la homilía es predicada por el sacerdote que esté presidiendo la eucaristía, cuya persona puede ser un obispo, presbítero o un diácono. El Sermón de la Montaña, mencionado por el evangelista Mateo en tres capítulos, es una de las más importantes homilías hechas por el Señor, Jesús. De igual forma, el evangelista Lucas, el apóstol San Pablo, en el Libro de Corintios utilizan las palabras homilía,  homilei, homiloun, homilsas, para denotar un sermón.

El papa Benedicto XVI manifestó en una de sus homilías que cualquier sermón «debe apuntar a la comprensión del misterio que se celebra, invitar a la misión, disponiendo la asamblea a la profesión de fe, a la oración universal y a la liturgia eucarística», argumentando que el objetivo central de la homilía es hacer que se comprenda la celebración o el tema bíblico que se está desarrollando en la eucaristía. «Hay que ayudar a los fieles a acoger y hacer fructífera la Palabra escuchada»

Partes de la homilía

«El milagro de la Iglesia es sobrevivir cada domingo a millones de pésimas homilías», Cardenal  Joseph Ratzinger.

Cada sacerdote tiene su estilo literario preferido para escribir la homilía, su estructura dependerá de la solemnidad que se celebre, o del tema del día, pero en general su desarrollo debe dar una breve explicación que abarque el tema desde la fe católica, espiritual, histórica, teológica, cultural, económica y política, puesto que si entendemos estos aspectos podemos comprender todo el contexto en donde fue escrito la Palabra. A pesar de tener esa característica de independencia literaria, el proceso para hacer la homilía se debe comenzar con la preparación de la misma, el sacerdote debe preguntarse acerca del mensaje del texto Sagrado, qué quiere decir, cuál es el mensaje que debe hacer entender a la comunidad reunida, cómo puede servir al Señor con su predicación. “El predicador tiene que «ser el primero en dejarse interpelar por la Palabra de Dios que anuncia», porque, como dice san Agustín: Pierde tiempo predicando exteriormente la Palabra de Dios quien no es oyente de ella en su interior” (Sermón 179. Benedicto XVI).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Que es la homilía y cuáles deben ser sus partes? puedes visitar la categoría Liturgia.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir