El Salmo 23: Historia del Salmo y origen

Jose Toro
Historia del Salmo 23
El Señor es mi Pastor – Salmo 23


Al Salmo 23 del Libro de los Santos del Antiguo Testamento de la Biblia se le conoce como “El
himno del Buen Pastor”
, su tema central es el amor que Dios tiene para con nosotros que nos
protege y guía en todo momento,
es tan inmenso su amor que entrega su vida terrenal para el
perdón de nuestros pecados.


Este Salmo nos explica que Dios es como un pastor que cuida de sus ovejas, no deja que nada
ataque al rebaño, atiende a cada una le, da todo su amor y cobijo, facilita siempre el alimento y las
guía hacia lugares seguros. Su simbolismo es universal y conocido por cristianos o no, ya que es el
más popular entre los 150 que conforman el Libro de los Salmos.

Historia y origen


El autor de este Salmo es Rey David, según la tradición, uno de los gobernantes más importantes de Israel, y quien
además, fue pastor de ovejas antes de ser llamado a dirigir el trono. Según el Libro de Samuel,
David escribió varios Salmos que hablan a Dios como un buen pastor, insistiendo en la bondad del
Señor. Al Rey David se le reconocen más de 4 mil canticos de alabanza al Padre, Creador.

El Salmo 23


El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes pastos me hace descansar.
Junto a tranquilas aguas me conduce; me infunde nuevas fuerzas.
Me guía por sendas de justicia por amor a su nombre.
Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno
porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta.
Dispones ante mí un banquete en presencia de mis enemigos.
Has ungido con perfume mi cabeza; has llenado mi copa a rebosar.
La bondad y el amor me seguirán todos los días de mi vida;
y en la casa del Señor habitaré para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.