ABRAZO EN FAMILIA.- ¿Por qué nos abrazamos?

Comparte
0
(0)

Un abrazo reconforta el alma… El que abraza se da y expresa lo que siente hacia el otro. Cuando sabemos que podemos contar con otros las dificultades se hacen más llevaderas. Bien lo dice el dicho “Una alegría compartida es doble alegría. Un pena compartida es media pena.” Un abrazo en familia nos llena de esperanza y fortaleza.

La familia es tan importante que el mismo Dios se encarnó, nació y creció bajo los cuidados, protección y enseñanza de una madre y un padre terrenales. La familia es la base de la sociedad, pues sin ella no pudiese existir comunidad.

Es por esto que la Pastoral Familiar e Infancia de la Conferencia Episcopal de Venezuela propone en el mes de noviembre celebrar la Campaña Abrazo en Familia, que este año tiene como lema “La Familia, constructora de una Nueva Sociedad”

Esto se lo llevó quien lo trajo. Pero… ¿quién lo trajo?

Mucho se escucha sobre el estado actual de la sociedad en el mundo, y más específicamente en nuestro país. Expresiones como: “Ya no hay valores” “eso ya no existe o ya no se usa” (para referirse a normas básicas de convivencia) “esto se lo llevó quien lo trajo”; son comúnmente reseñadas  por el colectivo. Pero…

¿Nos hemos detenido a pensar porqué estamos como estamos, socialmente hablando?

Más allá de buscar culpables, es hacernos responsable de nuestros actos. Lo que decimos, cómo actuamos y hasta lo que pensamos, se refleja y son ejemplo para las personas con quienes nos relacionamos. Y…

¿Cuál es el primer grupo de interrelación de un individuo? Pues, LA FAMILIA.

No es la escuela, ni el trabajo, ni los vecinos; a estos ambientes llegamos después. Todas las personas nos relacionamos primero con nuestra familia. Es allí donde adquirimos nuestros primeros aprendizajes: hablar, comer, asearnos, relacionarnos, entre otros.

“Venezuela Necesita Familias Sanas.”

Es por esto que la familia, debe asumirse como responsable en el cambio que queremos y necesitamos como ciudadanos. Apropiarse de Ser El Único “camino para construir una sociedad” pues se podría decir que “tales familias, tales sociedades”. De aquí parte la Campaña Abrazo en Familia 2019

La Familia Constructora de una nueva Sociedad.

Para acompañar a las familias como generadoras del cambio social, este año la Iglesia Venezolana, a través de la Pastoral Familiar e Infancia, ofrece un itinerario que pretende ser guía en las diversas situaciones por las que atraviesan estos conglomerados sociales, pues “una pena compartida es media pena”.  

El contenido de la Campaña Abrazo en Familia 2019, es una propuesta como “gran acción de evangelización a la familia”. Los temas planteados pasan por el respeto a la dignidad como persona, valorar a la familia como regalo de Dios, resaltar el valor del trabajo, invitar a Dios a ser parte de nuestra familia, utilizar la fe como herramienta y fuente de compromiso en el cambio social que queremos lograr.

Por último, llevar a la acción lo reflexionado a través de la modificación del comportamiento familiar, que se reflejan, como ya comentamos, en el comportamiento social.

Los temas mencionados de la Campaña Abrazo en Familia 2019 se encuentran disponibles para que TÚ: mamá, papá, hijo, abuelo, tío o tía, maestro, sacerdote, laico, agente evangelizador; puedan descargarlos, analizarlos, hacerlos suyos, compartirlos y ponerlos en práctica. Pues:

 “Es un mensaje muy necesario para divulgarlo y reflexionarlo”

Mons. Fernando Castro Aguayo.
Obispo de Margarita.
Presidente de la Comisión Episcopal de Familia e Infancia.

¿Por qué Abrazo en Familia?

El Departamento de Pastoral e Infancia explica el significado del Abrazo en Familia así:

Cuando abrazamos… nos damos, el abrazo expresa por sí solo, nuestros sentimientos hacia el otro.

El abrazo entre esposos, equivale a decir: te amo, te necesito, perdona mis egoísmos y las veces que no presto la atención que mereces.

El abrazo al hijo pequeño, equivale a hacerle sentir la ternura que él mismo nos inspira, le transmitimos seguridad y el afecto que necesita.

El abrazo al hijo joven, equivale a decirle: te queremos como eres. Disculpa si no te comprendemos todas tus inquietudes. ¡Cuenta siempre con nosotros!

El abrazo del hijo a sus padres, le dice: Sé cuánto me aman y aunque no siempre lo exprese, yo también los quiero mucho.

El abrazo entre hermanos es manifestarle: te quiero de verdad, eres importante para mí. Comparto tus penas y alegrías… ¡cuenta conmigo!

El abrazo simultáneo entre esposos, hijos y hermanos es la máxima expresión de amor y de comunicación, diálogo y reconciliación.

De aquí la importancia del ABRAZO EN FAMILIA.

Cuando abrazamos a los familiares ya envejecidos les hacemos sentir ternura que él mismo inspira, le transmitimos la seguridad y el afecto que a su edad tanto necesitan, igual que el hijo más pequeño, y si el abrazo es entre hermanos ya ancianos, bendigamos al “Señor de Señores”.

El abrazo hace más felices los días y más soportables los días insoportables… ¡Démonos un abrazo en familia!

Oremos por las familias

Padre de todos los hombres, bendice a nuestras familias. 
Que la comunión entre los esposos sea sincera, profunda y respetuosa.
Ayúdales a saberse colaboradores tuyos en la transmisión de la vida.
Que los padres acierten en la educación de los hijos.
Que los hermanos se acepten unos a otros y
que compartan lo que son y lo que tienen.
Ayúdanos a fortalecer la familia en el seno de la cual vivimos
y a todas las familias donde se genera y fragua el hombre nuevo
para una nueva sociedad.
Perdónanos nuestros errores y danos lucidez, fuerza y esperanza en las adversidades.
Por Cristo nuestro Señor.

Amén.
María Madre de la Iglesia, ruega por nosotros.

Fuente: La Familia constructora de una nueva sociedad. Guía del Facilitador. Campaña Abrazo en Familia 2019. Departamento Nacional de Pastoral Familiar e Infancia. Conferencia Episcopal Venezolana.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *