1 de Noviembre – TODOS LOS SANTOS – Oraciones Propias

Comparte en tus redes
5
(2)

Solemnidad

Antífona de entrada

Alegrémonos todos en el Señor al celebrar esta solemnidad en honor de todos los santos. Los ángeles se regocijan por esta solemnidad y alaban al hijo de Dios.

Se canta o se dice el Gloria.

Oración colecta

Dios todopoderoso y eterno,

que nos concedes celebrar en una sola fiesta

los méritos de todos tus Santos;

te rogamos que, por las súplicas de tantos intercesores,

derrames sobre nosotros

la ansiada plenitud de tu misericordia.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo

y es Dios, por los siglos de los siglos.

Se dice Credo.

Oración sobre las ofrendas

Padre del cielo,

acepta el sacrificio de alabanza que vamos a ofrecerte

al celebrar hoy la fiesta de todos aquellos que ya gozan de tu vida inmortal;

y concédenos experimentar siempre su protección y su ayuda

en nuestro camino hacia ti.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio

LA GLORIA DE LA IGLESIA, NUESTRA MADRE

V.   El Señor esté con ustedes

R.   Y con tu espíritu.

V.   Levantemos el corazón.

R.   Lo tenemos levantado hacia el Señor.

V.   Demos gracias al Señor, nuestro Dios.

R.   Es justo y necesario.

En verdad, es justo y necesario

glorificarte siempre y en todo lugar,

Señor, Padre santo,

Dios todopoderoso y eterno,

por Cristo, Señor nuestro.

Porque hoy nos permites honrar a la Ciudad santa,

la Jerusalén celestial, que es nuestra madre,

donde una multitud de hermanos nuestros

ya te alaba eternamente.

Nosotros, avanzando en la fe,

nos encaminamos con entusiasmo hacia ella,

y nos alegramos al celebrar hoy la gloria

de los mejores hijos de la Iglesia;

en ellos encontramos al mismo tiempo

ejemplo y ayuda para nuestra fragilidad.

Por eso, unidos a ellos y a todos los ángeles,

te glorificamos unánimemente

y te alabamos con nuestras voces, cantando:

Santo, Santo, Santo…

Antífona de comunión

Felices los que tienen el corazón puro porque verán a Dios. 

Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. 

Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los cielos. (Mt. 5,8-10)

Oración después de la comunión

Dios nuestro, fuente única de toda santidad

y admirable en todos tu santos,

haz que este sacramento nos encienda en el fuego de tu amor

y nos prepare para pasar de esta mesa de peregrinos

a la fiesta eterna de tu Reino.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Puede impartirse la bendición solemne de la p.

La Misa votiva de todos los santos se encuentra en la p.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Comparte en tus redes

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.