Reflexi贸n del Evangelio de Hoy – Palabras de Vida

puentesmatheus

Palabras de Vida 馃檹馃徑

Jn 3,31-36

隆Qui茅n puede ser superior a todo, sino Aquel que ha venido del cielo!

El evangelio de hoy nos centra en la preeminencia de Jes煤s, por ser el enviado de Dios. Y lo hace para que entendamos, que s贸lo en Jes煤s, es posible conocer las cosas del cielo, y alcanzar la vida eterna. Los de la tierra, hablan sobre cosas terrenas. En cambio, los que son de Dios, pueden y saben hablar cosas de Dios.

El evangelista, insiste en la importancia de creer en Jes煤s. El que crea en 脡l se salvar谩, y el que se resista a creer, rechaza la oferta de salvaci贸n, puesto que no es grato a los ojos del Padre. Quien niegue a Jes煤s, rechaza a su Padre. Pues Jes煤s y su Padre son uno solo. Jesucristo vino al mundo por decisi贸n de su Padre, y lo envi贸 para que diera testimonio de 脡l entre los hombres. Es decir, para que hablara de lo que hab铆a visto y o铆do. Hoy d铆a, hay quienes se atreven a negar la divinidad de Jes煤s ( los testigos de jehov谩 por ejemplo), pretendiendo agradar a Dios con sus buenas acciones. Resulta que eso es insuficiente. Pues negar a Jes煤s, es negar toda la Escritura.

Ahora bien. Sin caer en cuestiones apolog茅ticas-doctrinales, el mensaje es para nosotros, cristianos cat贸licos. No nos dejemos enga帽ar con ideas confusas que distorsionen nuestro conocimiento de la fe. Pidamos ante todo la efusi贸n del Esp铆ritu Santo, para que entendamos la verdad que se revela en Jesucristo. No olvidemos que Jes煤s es superior a todo y a todos. Que por la fe en El seremos salvos. Escuchemos su voz, la cual revela el amor y la misericordia de su Padre, nuestro Padre. Jes煤s es el Camino, la Verdad y la Vida.

Quien no se acerque confiadamente a su persona no tendr谩 vida en abundancia. Nosotros ciertamente estamos en el mundo y hemos nacido de la carne. Pero por el bautismo nos hemos regenerado naciendo a una nueva vida en Cristo Jes煤s. Por tanto, aunque estamos en el mundo, ya no somos del mundo. Ahora somos ciudadanos del cielo, y estamos invitados a dar testimonio de nuestro Padre al margen de las ense帽anzas de nuestro Maestro, Jes煤s de Nazaret.

P. Ovidio Puentes.

Cristo te ama 馃珋

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *