MONICIONES AL DOMINGO 26 DE SEPTIEMBRE DE 2022 – XXVI (26) DEL TIEMPO ORDINARIO – Ciclo B

Jose Toro
monición dominical al domingo 26 de septiembre de 2022

Tips Litúrgicos para el Día

Color Verde // XXVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO; // Se celebra Misa del
domingo, Gloria, Credo, prefacio dominical. //

Se prohíben las Misas de difuntos, excepto la exequial. //

Citas Bíblicas del Día

1ª Lectura: Nm 11,25-29;

Salmo: Sal 18;

2ª Lectura: St 5,1-6;

Evangelio:

Mc 9,37-42.44.46-47.
LITURGIA DE LAS HORAS: del domingo.

MONICIÓN DE ENTRADA

¡Hermanos y amigos, sean todos ustedes bienvenidos a esta celebración. La ternura del Padre, la amistad del Señor Jesús y la alegría del Espíritu Santo inunden por completo nuestros corazones. 

En este Domingo Veintiséis del Tiempo Ordinario, la Liturgia de la Palabra   nos invita a abrirnos a todo bien y cerrar el paso a todo mal. Una de las tentaciones más fuertes de ayer y de hoy, fruto de las pequeñas envidias, es la tentación de creer tener el monopolio de la verdad y del bien, y por eso creerse “clase aparte”. Moisés quiere librar de esa tentación a su ayudante Josué.  Jesús  también nos invita a dar paso libre al bien, no importa de dónde venga, y nos anima a practicar hasta el bien más pequeño. Practicar sólo el bien, y evitar a toda costa el mal, aunque eso nos cueste inmenso sacrificio.

Seguros de la presencia de Jesús Resucitado, aquí y ahora, en medio de nosotros, pongámonos de pie para iniciar esta acción de gracias.

MONICION PRIMERA LECTURA (Números 11,25-29)

Muchas veces nos ponemos celosos de Dios y queremos acaparar sus dones. Hoy Moisés nos invita a ser abiertos al bien, abiertos a las manifestaciones de Dios y nos dice: “Ojalá todo el pueblo de Dios fuera profeta y recibiera el Espíritu Santo”. Escuchemos.

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de los Números (11, 25-29)

En aquellos días el Señor bajó en la nube, habló con Moisés y, apartando algo del espíritu que reposaba sobre Moisés, se lo pasó a los setenta ancianos; al posarse sobre ellos el espíritu, se pusieron enseguida a profetizar.

Habían quedado en el campamento dos del grupo, llamados Eldad y Medad; aunque estaban en la lista no habían acudido a la tienda, pero el espíritu se posó sobre ellos y se pusieron a profetizar en el campamento. 

Un muchacho corrió a contárselo a Moisés:

 – Eldad y Medad están profetizando en el campamento. Josué, hijo de Nun, ayudante de Moisés desde joven, intervino: 

– Moisés, señor mío, prohíbeselo.

Moisés le respondió: 

-¿Estás celoso de mí? ¡Ojalá todo el pueblo del Señor fuera profeta y recibiera el espíritu del Señor!

Palabra de Dios. 

SALMO

Salmo responsorial  (18)

Los mandatos del Señor alegran el corazón. 

La ley del Señor es perfecta
y es descanso del alma
el precepto del Señor es fiel
e instruye al ignorante. 

Los mandatos del Señor alegran el corazón. 

La voluntad del Señor es pura
y eternamente estable;
los mandamientos del Señor son verdaderos
y enteramente justos. 

Los mandatos del Señor alegran el corazón. 

Aunque tu siervo vigila 

para guardarlos con cuidado
¿quién conoce sus faltas?
Absuélveme de lo que se me oculta. 

Los mandatos del Señor alegran el corazón. 

Preserva a tu siervo de la arrogancia,
para que no me domine:
así quedaré libre e inocente
del gran pecado. 

Los mandatos del Señor alegran el corazón. 

MONICION SEGUNDA LECTURA  (Santiago 5,1-6)

Este es uno de pasajes más fuertes de la Biblia contra aquellos que acumulan riquezas a costa de practicar el mal y también contra aquellos que – teniendo riquezas – no practican el bien.  Escuchemos.

Lectura de la carta del Apóstol Santiago

Ahora, ustedes, los ricos, lloren y laméntense por las desgracias que les han tocado. 

Su riqueza está corrompida y sus vestidos están apolillados. Su oro y su plata están oxidados, y ese óxido será un testimonio contra ustedes y devorará su carne como el fuego. ¡Han amontonado riqueza, precisamente ahora, en el tiempo final!. 

El jornal defraudado a los obreros que han cosechado sus campos está clamando contra ustedes; y los gritos de los segadores han llegado hasta el oído del Señor de los ejércitos. 

Han vivido en este mundo con lujo y entregados al placer. Se han engordado para el día de la matanza. Condenaron y mataron al justo, porque no podía defenderse.

Palabra de Dios.

MONICION EVANGELIO  (Marcos 9,38-48)

Hoy Jesús nos enseña no sólo a estar abiertos a cualquier bondad, sino a practicar hasta las bondades más pequeñas y a cortar toda y cualquier causa de perdición. Abramos el oído, la mente y el corazón, y pongámonos de pie para la proclamación del Santo Evangelio.

Evangelio   Marcos 9, 36-48

+ Proclamación del santo Evangelio según san Marcos 

En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús:

– Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre: se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros.

Jesús respondió:

– No se lo impidan, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro.

El que les dé a beber un vaso de agua, porque siguen al Mesías, les aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñitos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale entrar manco en la vida que ir con las dos manos al abismo, al fuego que no se apaga.

Y si tu pie te hace caer, córtatelo: mas te vale entrar cojo en la vida que ser echado con los dos pies al abismo.

Y si tu ojo te hace caer, sácatelo: mas te vale entrar tuerto en el Reino de Dios que ser echado al abismo con los dos ojos, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga.

Palabra del Señor.

Reflexión para este domingo

Los cristianos creemos en un Dios bien curioso, no es algo que se pueda poseer, no podemos decir que Dios es mío o tuyo. Ya lo expresa el padrenuestro. Decimos: Nuestro.

Hay toda una corriente en la historia de la Iglesia que ve a Dios como oscuridad, así lo manifiesta el judaísmo quien prohíbe imagen de lo que hay en el cielo.

También hay una concepción de que como no se puede poseer tampoco se puede manipular, ni ponerle condiciones a Dios.

La figura del Soplo de Aire, del Espíritu que mueve sus alas por donde quiere.

A Dios no se le puede manipular ni prohibir. Es el deseo del control absoluto y rotundo que está instalado en el corazón del hombre como afirmación del yo.

Hacer el bien en nombre de Dios no puede ser prohibido. El Evangelista quiere dar este mensaje.

Creo que cada cristiano tiene libertad de hacer una cantidad de cosas buenas en el nombre de Jesús, de manifestar y construir su Reino. Es el sacerdocio por medio del Santo Bautismo.

Padre José Toro

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.