Oraciones para la Misa: Común de Pastores

Contenido de este artículo

I. PARA UN PAPA O UN OBISPO

1

Antífona de entrada

El Señor lo eligió como sumo sacerdote; le abrió sus tesoros y lo colmó de bienes. (T.P. Aleluia). 

O bien:

Este es el Sumo Sacerdote que durante su vida agradó al Señor: El exaltó el poder de su pueblo, para que lo alaben todos sus fieles. (T.P. Aleluia). (Cf. Eclo 50,1; 44, 16.22)

Oración colecta

Para un papa:

Dios todopoderoso y eterno,

que quisiste que san N. guiara a tu pueblo

y lo sirviera con la palabra y el ejemplo,

protege, gracias a su intercesión,

a los pastores de tu Iglesia

junto al rebaño que les has confiado,

y condúcelos por el camino de la salvación eterna.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, 

y es Dios, por los siglos de los siglos.

O bien, para un obispo:

Padre del cielo, que en san N. 

entregaste a tu Iglesia un ejemplo del Buen Pastor;

concédenos, por su intercesión 

que podamos descansar para siempre

en las verdes praderas de tu Reino.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, 

y es Dios, por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas

Recibe, Padre, este sacrificio

que tu pueblo ofrece en honor de san N.

para gloria de tu nombre,

y gracias a él, concédenos la salvación eterna.

Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión

El buen pastor da su vida por las ovejas. (T.P. Aleluia). (Cf. Jn. 10,11)

Oración después de la comunión

Señor y Dios nuestro, te pedimos

que este sacramento celebrado y recibido

encienda en nosotros aquel amor fuerte

que caracterizó a san N.

para entregarse por entero al bien de la Iglesia.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de entrada

El Señor hizo con él una alianza de paz y lo constituyó jefe, confiriéndole para siempre la dignidad sacerdotal. (T.P. Aleluia). (Cf. Eclo. 45,30)

Oración colecta

Para un papa:

Padre providente, tú pusiste a san N. 

como pastor de toda la Iglesia y lo hiciste sabio y santo;

concede que quienes veneramos hoy sus méritos

podamos dar testimonio ante los hombres

mediante nuestras buenas obras,

y glorificarte siempre por nuestro amor.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, 

y es Dios, por los siglos de los siglos.

Para un papa:

Señor y Dios nuestro, que constituiste a san N. vicario de Pedro 

y le confiaste el cuidado pastoral de la Iglesia universal,  

protege siempre a tu rebaño amado por su intercesión 

para que por una fe renovada y cada día más perfecta,

y una caridad creciente

alcance la patria prometida.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, 

y es Dios, por los siglos de los siglos.

Para un obispo:

Dios todopoderoso,

al venerar la memoria de tu obispo san N. 

te pedimos que así como él sirvió a su grey con la palabra y el ejemplo,

podamos también nosotros experimentar la ayuda de su intercesión.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, 

y es Dios, por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas

En esta fiesta de san N., te pedimos, Padre nuestro,

que la ofrenda por cuya inmolación quisiste que fueran borrados

los pecados del mundo, 

nos llene de tus beneficios.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión

Señor, tú lo sabes todo; sabes que te quiero. (Cf. Jn. 21,17)

Oración después de la comunión

Señor y Dios nuestro, concédenos la gracia de experimentar

la poderosa eficacia de estos dones

recibidos en el día que conmemoramos a san N.;

haz que la gracia que brota de este sacramento nos ayude en esta vida

y nos alegre en la felicidad eterna.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

II. PARA UN OBISPO

1

Antífona de entrada

Cuidaré de mis ovejas, dice el Señor, y suscitaré un pastor que las apaciente: 

yo, el Señor, seré su Dios. (T.P. Aleluia). (Cf. Ez. 34,11.23-24)

O bien:

Este es el administrador fiel y previsor, a quien el Señor pondrá al frente de su personal para distribuirle la ración de trigo en el momento oportuno. (T.P. Aleluia). (Cf. Lc. 12,42)

Oración colecta

Dios todopoderoso y eterno,

que elegiste al obispo san N.

para que fuera pastor de tu pueblo,

por sus méritos e intercesión, 

te pedimos que derrames sobre nosotros 

la abundancia de tu misericordia.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo

y es Dios, por los siglos de los siglos.

O bien:

Dios eterno y  omnipotente, 

que entregaste a tu Iglesia al obispo san N. 

concédenos que, lo que él enseñó con inspiración divina

estabilice siempre nuestros corazones,

y por su protección, experimentemos tu misericordia.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo

y es Dios, por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas

Mira con bondad, Señor, estas ofrendas

que depositamos sobre tu altar en la fiesta de san N.,

de manera que nos alcancen el perdón

y glorifiquen tu nombre.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión

Dice el Señor: no son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los elegí a ustedes, y los destiné para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero. (T.P. Aleluia). (Cf. Jn. 15,16) 

O bien:

¡Felices los servidores a quienes el Señor cuando regrese y llame a la puerta,  los encuentre velando! (T.P. Aleluia). (Cf. Lc. 12, 36-37)

Oración después de la comunión

Renovados por tus sagrados misterios,

te suplicamos humildemente, Señor,

que a ejemplo de san N.,

nos esforcemos por proclamar lo que él creyó

y practicar lo que enseñó.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de entrada

Me suscitaré un sacerdote fiel, que obrará conforme a mi corazón, dice el Señor. (T.P. Aleluia). (Cf. 1 Sam. 2,35)

O bien:

Este es el administrador fiel y previsor, a quien el Señor pondrá al frente de su personal para distribuirle la ración de trigo en el momento oportuno. (T.P. Aleluia). (Cf. Lc. 12,42)

Oración colecta

Señor y Dios nuestro,

tú has querido contar en el conjunto de los santos pastores

a tu hijo san N., y lo esclareciste por el fuego de su caridad

y la luz de su fe admirable;

concédenos, gracias a su intercesión,

perseverar también nosotros en la fe que vence al mundo

y en la caridad que se compromete con cada hermano,

para poder, así, compartir su gloria.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, 

y es Dios, por los siglos de los siglos.

O bien:

Señor y Dios nuestro,

que instruiste a san N. con enseñanza espiritual,

permítenos, con su ayuda desde el cielo,

conservar fielmente tu doctrina

y encarnarla en nuestra vida.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, 

y es Dios, por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas

Recibe, Padre, las ofrendas que tu pueblo te ofrece

en el día en que conmemora a san N.,

y haz que ellas nos alcancen el auxilio de tu misericordia.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión

Dice el Señor: yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia. (T.P. Aleluia). (Cf. Jn. 10,10)

O bien:

Dice el Señor: estos prodigios acompañarán a los que crean: arrojarán a los demonios en mi Nombre, podrán tomar a las serpientes con sus manos, y harán el bien. (T.P. Aleluia). (Mc. 16,17-18)

Oración después de la comunión

Alimentados con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo,

te suplicamos, Señor, que el misterio que hemos celebrado con piedad sincera

produzca en nosotros los frutos de la salvación que Él nos adquirió. 

Que vive y reina por los siglos de los siglos.

III. PARA PASTORES

A. Para varios pastores

Antífona de entrada

Les daré pastores según mi corazón, que los apacentarán con ciencia y prudencia. (T.P. Aleluia). (Jer. 3,15)

O bien:

Sacerdotes del Señor, bendigan al Señor; santos y humildes de corazón, bendigan al Señor. (T.P. Aleluia). (Cf. Dn. 3,84.87)

Oración colecta

Para apacentar a tu pueblo, colmaste, Padre bueno

a los santos N. y N. con el espíritu de verdad y amor;

concédenos a cuantos celebramos su memoria

crecer en santidad, imitando su ejemplo,

y recibir el auxilio de su intercesión poderosa.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo

en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios

por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas

Recibe, Padre, este sacrificio

que tu pueblo ofrece en honor de tus santos N. y N.

para gloria de tu nombre,

y gracias a él, concédenos la salvación eterna.

Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión

El Hijo del hombre no vino para ser servido sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud. (T.P. Aleluia). (Mt. 20,28)

Oración después de la comunión

Después de recibir el pan de la vida

en esta conmemoración de tus santos pastores,

te pedimos Padre, que podamos gozar en la eternidad

del misterio que ahora celebramos en el tiempo.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

B. Para un pastor

Antífona de entrada

Que tus sacerdotes, Señor, se revistan de justicia y tus fieles griten de alegría. (T.P. Aleluia). (Cf. Sal. 131,9)

Oración colecta

Dios todopoderoso, te rogamos humildemente

que gracias a la intercesión de san N.

acrecientes en nosotros tu gracia

y concedas al mundo el don de la paz.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo

y es Dios, por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas

Acepta y recibe, Padre, la ofrenda que presentamos ante tu altar

en la conmemoración de san N.,

y así como a él lo glorificaste por estos misterios,

concédenos a nosotros tu bondadoso perdón.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión

Feliz aquel servidor a quien su señor, al llegar, encuentre ocupado en su trabajo. Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes. (T.P. Aleluia). (Cf. Mt. 24,46-47)

O bien:

Éste es el administrador fiel y previsor, a quien el Señor ha puesto al frente de su personal para distribuir la ración de trigo en el momento oportuno. (T.P. Aleluia). (Cf. Lc. 12,42)

Oración después de la comunión

Padre que todo lo puedes,

fortalece a quienes hemos participado de esta mesa celestial,

en la fiesta de san N.

para que podamos conservar intacta la fe recibida 

y seguir el camino de la salvación

que él nos señaló con su ejemplo.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de entrada

El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la buena noticia a los pobres y a sanar a los que se arrepienten de corazón. (T.P. Aleluia). (Cf. Lc. 4,18)

O bien:

Él lo eligió entre todos los vivientes para presentar al Señor la ofrenda. (T.P. Aleluia). (Cf. Eclo. 45,20)

Oración colecta

Tú eres, Padre, la luz de los fieles y el verdadero pastor de las almas

y estableciste en tu Iglesia al (obispo) (presbítero) san N.

para que alimentara a tus ovejas con la palabra

y las adoctrinara con el ejemplo;

concédenos, por su intercesión

conservar la fe que enseñó

y seguir el camino que mostró.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, 

y es Dios, por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas

Dios todopoderoso, 

te suplicamos humildemente que,

así como estos dones presentados en honor de san N.

manifiestan la gloria de tu poder divino,

así también hagan crecer en nosotros los efectos de tu salvación.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión

Dice el Señor: yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo. (Mt. 28,20)

Oración después de la comunión

Te pedimos, Padre, que estos misterios celebrados y recibidos

nos preparen para la felicidad eterna

que san N. mereció por su fidelidad en el ejercicio de su ministerio.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

O bien:

Alimentados con tus sagrados dones

te pedimos, Dios todopoderoso,

que siguiendo siempre los ejemplos de san N.

te sirvamos con renovado fervor,

y mediante una incansable caridad

procuremos el bien de todos.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Oraciones para la Misa: Común de Pastores puedes visitar la categoría Sin categoría.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir