Spoiler Carmelitano.

0
(0)

Spoiler Carmelitano

La Espiritualidad y el tapabocas.

La espiritualidad es tan incómoda como el tapabocas, pero el Espíritu hace mucho bien como la mascarilla.

El tapabocas nos incomoda mientras caminamos, la espiritualidad nos pone en tensión entre lo que somos y aspiramos ser.

El tapabocas aunque lo decoremos por fuera igual la incomodidad persiste. Mi vida espiritual la he intentado adornar con elementos superficiales pero que a la larga me cansan y, es que todo lo superficial no deja nada y te aleja de la Nada.

En mi vida espiritual he reconocido los beneficios del Señor, soy consciente de las bondades de Dios en mí, hoy también doy gracias a Dios porque por el tapabocas ni una gripecita me ha dado.

En definitiva, aunque no hay una espiritualidad del tapaboca, siento que muchas veces me pasa como el tapabocas; se me olvida lavarlo, lo uso sólo en la calle pero una vez me lo pongo se me olvida quitarmelo…

Se me olvida lavarlo; a veces también olvido lavar mis pecados.
Lo uso sólo en la calle; en oportunidades creo que lo Sagrado sólo está en el templo.
Se me olvida quitarmelo; el día que reconozco el misterio de Dios en mí no hay quien me aparte de él.

Aunque sintamos que usamos el cubrebocas por usarlo, el virus sigue vivo. Aunque experimentemos que caminamos solos, el Espíritu está en nosotros y camina en medio de nosotros, es cuestión de tener mirada mística y mantener la boca cerrada, porque en el mucho hablar no faltará el pecar…

Desde el Convento Carmelita San José de Mérida 21 de Enero del 2021

Fr. Eduar Jr. González. O.Carm
By: via Spoiler Carmelitano.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

3 comentarios en «Spoiler Carmelitano.»

  1. Me llamó a la reflexión sobre este momento que estamos viviendo,
    y me inspiró a vivir con ánimo y alegría desde mi corazón , verlo todo desde adentro.
    Esto del tapaboca me llama la atención y he pensado que es momento de dar gracias a Dios porque puedo cerrar un poco más mi boca y prestar más atención a la escucha.
    Lámpara es tu palabra para mis pasos, Luz en mi sendero!
    Magda.

    Responder

Deja un comentario