Oración a Santa Rita

Ayúdanos a llegar a más personas: Comparte en tus redes sociales.
Oración a Santa Rita
Oración a Santa Rita

“Amorosa y piadosa Santa Rita de Casia, amada hija de Cristo y madre mía. Tú que has atesorado el amor del Todopoderoso desde muy niña, te hiciste por tu entrega y sufrimiento merecedora de su gracia. Hoy quiero ofrecerte mi vida, para que, por medio de tu mano sanadora, me concedas la sanación de mi cuerpo y me liberes de la terrible enfermedad que padezco. Solo tú tienes el poder que viene de lo alto, para devolver a mi cuerpo el vigor y la vitalidad que necesita, para continuar mi obra en este mundo. Dame, impoluta madre la fuerza que necesito para soportar los tratamientos que han de aplicar en mi cuerpo. Y así como devolviste la salud a aquel hombre desahuciado, se haga en mí tu obra y pueda erguirme nuevamente para venerarte. Santa Rita amada esposa de Dios, aboga por mí ante el Altísimo. Con tu dulce voz eleva hasta su oído mis súplicas para que, en la magnificencia de su amor, esta enfermedad desaparezca de mi cuerpo entero. Santa Rita bendita, permíteme a través de la pureza de tu estigma, tener la salud que tanto deseo. No te pido nada más que la completa salud de mi cuerpo. Porque quiero vivir y ser testigo de tu misericordia en mi vida. Desde este momento y para siempre te estaré agradecido pues sé, que no has de abandonarme en tan duro momento. Confío plenamente en tu bondad. Esperaré paciente en la paz que proviene de tu mirada y del amor del Padre. Hasta que los médicos me digan que he sanado y seguro estaré, que fue por tu mano. Seré tu leal servidor desde ahora, y hasta después de mi muerte. Bendita y alabada seas por siempre tú mi purísima Santa Rita. Amén.»

Ayúdanos a llegar a más personas: Comparte en tus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *