No desaparecerá la fe, sino el laicismo: el argumento demográfico del sociólogo Eric Kaufmann

Un matrimonio con sus dos bebés en la iglesia.

La natalidad de los grupos más religiosos va a ser más poderosa que la secularización para configurar el futuro, según el sociólogo Eric Kaufmann. Foto (contextual): Elvisfotos / Cathopic.com

No hay nada que temer: serán las sociedades secularizadas las que desaparecerán, no la fe. Según el sociólogo inglés Eric Kaufmann, el cambio, dictado por la demografía, podrá verse "a mediados de este siglo".

Federica Di Vito le entrevistó al respecto en el número 230 (julio de 2023) del mensual italiano de apologética Il Timone:

De-secularización: esta es la tesis que sostiene Eric Kaufmann, profesor de política del Birbeck College de la Universidad de Londres en su libro de 2010 ¿Las personas religiosas heredarán la tierra? Demografía y política en el siglo XXI.

Combinando métodos histórico-sociológicos y cuantitativos de las ciencias políticas, ha llevado a cabo investigaciones en el campo de la política de la migración y el cambio étnico, de la polarización y la política cultural, de la etnia de las mayorías y minorías dominantes y de la evolución ideológica y política de la izquierda cultural y la derecha populista, y ha estudiado los cambios de población y la política, sobre todo la migración hacia los países occidentales. Il Timone se ha puesto en contacto con él para preguntarle la razón de la tesis contracorriente según la cual la fe volverá al Occidente secularizado.

Según la narrativa dominante, el panorama social y religioso que se proyecta en el futuro parece estar destinado a un mayor y creciente secularismo y a una sociedad islamizada. La tendencia de los últimos decenios parece confirmar esta predicción. Sin embargo, lo que viene en nuestra ayuda es la ciencia demográfica: si la interpelamos con una mirada total y objetiva, es capaz de refutar lo que parece haberse convertido en un mito. Basándonos en consideraciones estadísticas y demográficas, sostiene que que el secularismo se redimensionará, incluso se extinguirá puesto que los índices de natalidad de las familias religiosas son más elevados que los de las familias no religiosas.

Además, según Kaufmann, el islam no prevalecerá. Aunque a día de hoy los índices de natalidad de las familias de tradición cristiana son inferiores a los de las familias islámicas, con el avance de las occidentalización de las naciones o de los inmigrantes musulmanes, estos índices tenderán a reducirse y alrededor del año 2030 deberían ser equiparables.

Eric Kaufmann.

Eric Kaufmann escribe sobre religión y demografía en publicaciones de gran influencia como 'Newsweek', 'Foreign Policy' o 'Prospect'.

-Profesor Kaufmann: ¿cómo nació la idea de escribir su interesante libro "¿Las personas religiosas heredarán la tierra?"?

-En 2005 me interesé por el vínculo entre religiosidad e índices de natalidad y a partir de ahí empecé a pensar en sus implicaciones para el liberalismo. Había en marcha un debate sobre el "nuevo ateísmo" y la teoría de la secularización, y me parecía que no se habían tomado en consideración los aspectos demográficos.

-¿Podría ilustrar brevemente la tesis principal de su libro y qué pruebas concretas aporta para apoyarla?

-La tesis es que la demografía religiosa actúa como contrapeso a la secularización en las sociedades desarrolladas y que, a largo plazo, es capaz de volver a llevar a la religiosidad también a sociedades altamente secularizadas. Esto es así porque en el mundo desarrollado la observancia religiosa es, probablemente, el más fuerte "predictor" de los índices de natalidad.

»Además, la inmigración en el Occidente laico suele provenir de las regiones más pobres y fuertemente religiosas del mundo; por consiguiente, no solo tiene lugar una sustitución étnica, sino también religiosa. Por último, los grupos de las sociedades modernas que tienen la natalidad más alta son "sectas con crecimiento endógeno", como los amish y los judíos ultraortodoxos, cuya estrategia de crecimiento consiste en aislarse del mundo moderno y cultivar el propio. La mayor parte de las personas de dichos contextos hace propia la religión a la antigua desde el nacimiento.

-¿Cómo fue acogido su libro por sus compañeros de universidad, por los expertos en estadísticas y los demógrafos? Después de todo, hacer previsiones sobre escenarios futuros y, sobre todo, razonar sobre ellos -como demuestran tantas "profecías" que luego revelan estar equivocadas- no es nada fácil.

-Pienso que fue bien acogido. Los datos son bastante sólidos. A menudo muchos sostienen que el declive religioso es rápido, algo que desmiente mi tesis. Sin embargo, yo he dicho que el declive religioso a través de la despoblación es la tendencia sociológica principal de Occidente; pero es probable que en un determinado momento este declive sea superado por la demografía religiosa. Ya estamos en este punto an algunas de las principales ciudades de entrada de inmigrantes, como Londres, y espero que esto sea cada vez más evidente con el paso del tiempo.

-Han pasado doce años desde que se publicó su libro. El mundo ha cambiado aún más, ha habido una pandemia, nuevas guerras, etc. ¿Cree que su tesis sigue siendo válida?

-Pienso que en conjunto es válida, ahora que los índices de natalidad seculares han bajado aún más y que la religiosidad parece ser un "predictor" aún más fuerte de una mayor natalidad en los países occidentales. La única excepción son los mormones, que parecen converger con el resto de la sociedad estadounidense, pero he defendido que, en la medida en que es una fe proselitista vinculada al mundo moderno, no mantendrá necesariamente el modelo de "crecimiento endógeno".

-Lo que usted escribe representa un elemento esperanzador en el futuro de muchos creyentes -para los cristianos en primer lugar- que, sobre todo en Europa pero también en Estados Unidos, ven que las iglesias y los seminarios se vacían.

-Sí, pero la vuelta de la religión a escala nacional no tendrá lugar probablemente antes de la segunda mitad de nuestro siglo. Primero en países como Francia o los países escandinavos, que se han secularizado primero; más tarde en lugares como Grecia, Polonia, Estados Unidos o Italia, donde el fenómeno es más reciente. Obsérvese que basándonos en los índices actuales de crecimiento y mantenimiento, a mediados de los años dos mil podría haber ¡300 millones de amish en Estados Unidos!

»Mientras tanto, las poblaciones seculares están disminuyendo rápidamente en lugares como el sur de Europa y en el este de Asia. También el índice de natalidad total del norte de Europa y Estados Unidos está bajando a los 1,5 hijos por mujer.

Traducido por Verbum Caro.

Fuente: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/602513047/no-desaparecera-fe-sino-laicismo-argumento-demografico-sociologo-eric-kaufmann.html

Si quieres conocer otros artículos parecidos a No desaparecerá la fe, sino el laicismo: el argumento demográfico del sociólogo Eric Kaufmann puedes visitar la categoría Artículos.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir