Niños y Adolescentes en la Catequesis

Nazareth Rojas

En la actualidad el proceso de la catequesis está organizado para abarcar distintas edades del hombre. Por lo que es importante tomar en cuenta qué es y cómo debe ser la catequesis para niños y adolescentes.

La catequesis inicial que deben recibir los niños, es la impartida por sus padres y padrinos que se han comprometido desde el Bautismo a educarlos en la fe. Luego, durante su crecimiento, su socialización en la escuela tiene un papel importante en la educación religiosa, pues esta puede fortalecerse o debilitarse.

La concepción de fe que puede llegar a formar un niño es sumamente valiosa como punto de partida para una vida cristiana profunda. Esta concepción variará a medida de que vaya creciendo y comienza una nueva etapa en su vida: la adolescencia.

Infancia y Niñez

Es la infancia la edad de descubrimiento religioso, pues comienzan a aprender algunos conceptos abstractos como Dios, Jesús, Virgen María; partiendo de las realidades concretas: Jesús: hijo, Dios: padre, María: madre.

Es entonces en la niñez que, según tradiciones, en varios países los niños empiezan su proceso formal de iniciación cristiana. Comienzan a recibir los sacramentos como la Eucaristía y la Reconciliación.

San Agustín puntualizó que la niñez y la infancia son épocas en las que “se aprende el diálogo con el Maestro que habla en la intimidad” (DC, 236). En estas etapas los niños son capaces de Dios y pueden plantear preguntas significativas sobre temas que son doctrina de la fe: la creación, el bien y el mal, quién es Dios, la misión de Jesús en la tierra, entre otras cosas.

Adolescencia

Luego de la niñez, inicia la etapa de adolescencia, predispuesta como una etapa difícil y en muchos casos renuentes a la religión. Pero se debe recordar que es una etapa de tensión y adaptación, de conocer y controlar impulsos de independencia y autosuficiencia.

Ahora bien, en el camino de fe, los adolescentes necesitan ser apoyados y acompañados por testigos convencidos y sobre todo, comprometidos. Para los adolescentes es muy importante el ejemplo que deben seguir, pues, muchos se convierten en seguidores de “grupos” que no tienen visión clara de la vida y solo viven el momento.

Cómo debe ser la catequesis con niños y adolescentes

Luego de conocer un poco sobre la niñez y la adolescencia se puede listar cómo debe ser el proceso de la catequesis para que sea significativo y fructífero.

  • El catequista debe ser modelo para ellos.
  • Se deben tomar en cuenta las características de la etapa que vive el catequizando.
  • La creatividad en el proceso de iniciación cristiana es indispensable para estas etapas.
  • Se debe presenciar la alegría de Cristo, sobre todo en los encuentros con los adolescentes.
  • Los catequistas encargados de instruir a los niños y a los adolescentes deben sentirse cómodos con la edad dl grupo que guían.
  • Las Iglesias particulares deben evaluar los itinerarios catequísticos que se aplican en la iniciación cristiana de niños y adolescentes para que estén acordes a sus realidades culturales y sociales.

Autor:
María Nazareth Rojas Hernández
[email protected]

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.