Moniciones y Lecturas para todos los Domingos del Ciclo C - 2022

Moniciones al Domingo 20 de Marzo del 2022-III (Tercer Domingo de Cuaresma) Ciclo C

Tips Litúrgicos del día

Contenido de este artículo

Color: Morado // III Domingo de Cuaresma; //
Misa del domingo, Credo, prefacio propio. // Se prohíben otras celebraciones, incluso la Misa Exequial. //
1ª Lectura: Ex 3,1-8a.13-15; Salmo: Sal 102; 2ª Lectura: 1Cor 10,1-6.10-12; Evangelio: Lc 13,1-9 o bien Jn 4,5-42 (o bien más breve Jn 4,5-15.19-26.39.40-42).
LITURGIA DE LAS HORAS:del domingo.
*En este domingo se celebra el primer escrutinio preparatorio para el Bautismo de los catecúmenos que van a ser admitidos a los sacramentos de la Iniciación Cristiana en la Vigilia Pascual (Cfr. Ritual de la Iniciación Cristiana de adultos, nn. 160-166). En esta caso se puede tomar el evangelio del ciclo A.

Tomado del Calendario Litúrgico Pastoral de la Conferencia Episcopal Venezolana

MONICIÓN DE ENTRADA

Una vez más sean todos ustedes bienvenidos, hermanos y amigos. La ternura del Padre, la amistad del Señor Jesús y la alegría del Espíritu Santo inunden por completo nuestros corazones. 

En este Tercer Domingo de Cuaresma la Liturgia de la Palabra nos recuerda la eterna bondad de Dios, su inmensa compasión y misericordia, su infinita y amorosa paciencia con nosotros. Él perdona nuestros pecados, nos colma de amor y de ternura, nos da tiempo para hacer el bien que fuimos llamados a hacer. Ése es el Dios en quien creemos: el Padre de Jesús, el Padre Bueno que no se cansa de esperar...

Seguros de la Presencia del Resucitado aquí y ahora entre nosotros, pongámonos de pie para darle gracias al Padre Bueno.

Lecturas y Moniciones del día

MONICIÓN PRIMERA LECTURA (Éxodo 3,1-8.13-15)

Pastoreando el rebaño por el desierto, Moisés llega al monte de Dios... y allí se encuentra con un misterio tremendo y fascinante... Escuchemos con atención...

Primera Lectura Éxodo 3,1-8a. 13-15

Lectura del libro del Éxodo 

En aquellos días, pastoreaba Moisés el rebaño de su suegro Jetró, sacerdote de Madián; llevó el rebaño pastoreándolo por el desierto hasta llegar a Horeb, el monte de Dios.

El ángel del Señor se le apareció en una llamarada entre las zarzas. Moisés se fijó: la zarza ardía sin consumirse.

Moisés se dijo:

-Voy a acercarme a mirar este espectáculo admirable, a ver cómo es que no se quema la zarza.

Viendo el Señor que Moisés se acercaba a mirar, lo llamó desde la zarza:

-Moisés, Moisés.

Respondió él:

-Aquí estoy.

Dijo Dios:

-No te acerques; quítate las sandalias de los pies, pues el sitio que pisas es terreno sagrado.

Y añadió:

-Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob.

Moisés se tapó la cara, temeroso de ver a Dios.

El Señor le dijo:

-He visto la opresión de mi pueblo en Egipto, he oído sus quejas contra los opresores, me he fijado en sus sufrimientos. Voy a bajar a librarlos de los egipcios, a sacarlos de esta tierra, para llevarlos a una tierra fértil y espaciosa, tierra que mana leche y miel.

Moisés replicó a Dios:

-Mira, yo iré a los israelitas y les diré: el Dios de sus padres me ha enviado a ustedes. Si ellos me preguntan cómo se llama este Dios, ¿qué les respondo?

Dios dijo a Moisés:

-«Soy el que soy.» Esto dirás a los israelitas:

-«Yo-soy» me envía a ustedes.

Dios añadió:

-Esto dirás a los israelitas: el Señor Dios de sus padres, Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob, me envía a ustedes. Este es mi nombre para siempre: así me llamarán de generación en generación.

Palabra de Dios

SALMO RESPONSORIAL 102


El Señor es compasivo y misericordioso. 

Bendice, alma mía, al Señor,
y todo mi ser a su santo nombre.
Bendice, alma mía, al Señor,
y no olvides sus beneficios.

Él perdona todas tus culpas
y cura todas tus enfermedades;
él rescata tu vida de la fosa
y te colma de gracia y de ternura.

El Señor hace justicia
y defiende a todos los oprimidos;
enseñó sus caminos a Moisés
y sus hazañas a los hijos de Israel.


El Señor es compasivo y misericordioso,
lento a la ira y rico en clemencia;
como se levanta el cielo sobre la tierra,
se levanta su bondad sobre sus fieles.

MONICIÓN SEGUNDA LECTURA (1 Corintios 10,1-6.10-12)

Muchas veces nos olvidamos que Dios ha sido bueno con nosotros, y nos perdemos en la indiferencia y el egoísmo...  Escuchemos qué nos dice Pablo al respecto...

Segunda lectura Primera Corintios 10, 1-6.10-12

Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios.

Hermanos:

No quiero que ignoren que nuestros padres estuvieron todos bajo la nube y todos atravesaron el mar y todos fueron bautizados en Moisés por la nube y el mar; y todos comieron el mismo alimento espiritual; y todos bebieron la misma bebida espiritual, pues bebían de la roca espiritual que los seguía; y la roca era Cristo. Pero la mayoría de ellos no agradaron a Dios, pues sus cuerpos quedaron tendidos en el desierto.

Estas cosas sucedieron en figura para nosotros, para que no codiciemos el mal como lo hicieron nuestros padres.

No protesten como protestaron algunos de ellos, y perecieron a manos del Exterminador.

Todo esto les sucedía como un ejemplo: y fue escrito para escarmiento nuestro, a quienes nos ha tocado vivir en la última de las edades. Por lo tanto, el que se cree seguro, ¡cuidado! no caiga.

Palabra de Dios

MONICIÓN EVANGELIO (Lucas 13,1-9)

Siempre se nos va el tiempo: ojalá tuviéramos tiempo... Siempre nos están apurando: ojalá nos dieran tiempo... Hoy Jesús nos trae una muy buena noticia.  Abramos los oídos, la mente y el corazón, y pongámonos de pie para acoger su Palabra.

Evangelio San Lucas 13,1-9.

+ Proclamación del santo Evangelio según San Lucas 

En aquella ocasión se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos, cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús les contestó:

-¿Piensan ustedes que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Les digo que no; y si no se convierten, todos perecerán lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿piensan que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Les digo que no. Y si no se convierten, todos perecerán de la misma manera.

Y les dijo esta parábola:

Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró.

Dijo entonces al viñador:

-Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?

Pero el viñador contestó:

-Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y la echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, el año que viene la cortarás.

Palabra del Señor

Descargar Lecturas del Domingo 20 de Marzo 2022 para imprimir

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Moniciones al Domingo 20 de Marzo del 2022-III (Tercer Domingo de Cuaresma) Ciclo C puedes visitar la categoría Evangelio del Día.

Contenido Relacionado

    2 Comentarios

  1. Ana paredes dice:

    Estas moniciones y lecturas, me son de utilidad, pues cuando llego a la Eucaristía del domingo, mis oídos están más atentos a escuchar la homilia del sacerdote,,,, y por supuesto me voy muy nutrida de la palabra de Dios,, gracias,,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir