LAS RELIQUIAS DE SAN ISIDRO LABRADOR

Ayúdanos a llegar a más personas: Comparte en tus redes sociales.
las reliquias de san isidro labrador

La crónica menor

Cardenal Baltazar Porras Cardozo


En ocasión del cuarto centenario de la canonización del santo patrono de los agricultores, el
campesino madrileño San Isidro Labrador, y en el marco del centenario de la elevación de la
diócesis de Mérida a la condición de arzobispado metropolitano, gracias a los buenos oficios
del Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid, y de la Cofradía de Naturales de Madrid de
San Isidro, nos concedieron a la arquidiócesis de Mérida 16 reliquias del santo patrono de la
capital española.


La devoción a San Isidro está muy arraigada en el corazón de las comunidades de agricultores
de las montañas andinas. Son numerosas las capillas dedicadas a este santo, y las expresiones
de las imágenes, generalmente talladas en madera, ofrecen una gama preciosa de la
creatividad y el arte de nuestros artesanos populares. A la imagen del santo le acompañan
siempre el arado y la yunta de bueyes, y en sus manos una pala o azadón y terciado en el
cuerpo el carriel, bien sea para las semillas a sembrar o para el avío a consumir en medio del
campo.


Aprovechando las fiestas navideñas, los tres obispos de la arquidiócesis nos hemos distribuido
la entrega de las reliquias, para que la preparación de los primeros meses del año, en lo
espiritual y en el servicio a los más pobres se haga presente en este año jubilar. El entusiasmo
ha sido grande y la alegría desbordante se ha volcado en las carrozas adornadas con los
símbolos propios de la cofradía, las yuntas de bueyes y las ofrendas de los frutos de la tierra.
Los conjuntos musicales interpretaron melodías alusivas al santo, y salves en las que se pide
por la paz, la familia y la concordia, junto con la atención a los más pobres.


Ciertamente la religiosidad popular es auténtica expresión de fe y experiencia mística en la que
se une la alegría, el canto, la danza, la peregrinación y la participación en las celebraciones
litúrgicas y procesiones. En todas, la expresión de gratitud al santo patrono, al cardenal de
Madrid y la Cofradía, se unen en una plegaria por la fecundidad de los campos y la petición
para que las restricciones existentes, falta de combustible y de los insumos necesarios para
una buena siembra y mejor cosecha se hagan realidad.


Dado que el número de reliquias conseguidas no llenan las peticiones, se decidió concederlas a
las parroquias, desde donde peregrinará la reliquia en las celebraciones y rogativas de las
aldeas y comunidades más pequeñas. Con anterioridad Timotes contaba con la reliquia, y en
estos días se les ha entregado al resto de parroquias del páramo: Pueblo Llano, Las Piedras,
Santo Domingo, San Rafael, Mucuchíes, Mucurubá y Tabay. En la zona central a la parroquia
San Isidro Labrador del Valle en Mérida, donde reposa la reliquia mayor por ser la única
parroquia que tiene como primer patrono a San Isidro. Los Pueblos del Sur: El Morro, Aricagua,
Mucutuy, Mucuchachí, Canaguá, Mesa Quintero y Guaraque. En la zona de Ejido: Lagunillas.
Hacia el sur del Lago: La Azulita. Y en el Mocotíes a Bailadores y Tovar.


Que la fe de nuestro pueblo encuentre caminos de esperanza y de paz, en medio de la crisis
estructural que vive el mundo de hoy, en la seguridad de que Dios está presente y es necesario
en nuestras vidas para animar los mejores proyectos de fraternidad, solidaridad y progreso
integral.
1.- 2-1-23 (3369)

Ayúdanos a llegar a más personas: Comparte en tus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *