La Iglesia romana salvó a miles de judíos del nazismo, según nuevos documentos

Un hallazgo histórico en el Pontificio Instituto Bíblico

Contenido de este artículo

Un reciente descubrimiento en los archivos del Pontificio Instituto Bíblico de Roma ha sacado a la luz una valiosa documentación que muestra cómo las instituciones católicas en la capital italiana albergaron y protegieron a miles de personas judías durante la ocupación nazi entre 1943 y 1944.

Se trata de una lista de unas 4.300 personas, en su mayoría judías, que se refugiaron en los conventos e iglesias de Roma para escapar de la persecución y la deportación. La lista fue elaborada por el padre jesuita italiano Gozzolino Birolo, entre junio de 1944 y la primavera de 1945, inmediatamente después de la liberación de Roma.

La lista incluye los nombres, las direcciones y los lugares de acogida de las personas escondidas, así como el número y el nombre de las congregaciones religiosas (cien femeninas y 55 masculinas) que les ofrecieron asilo. La documentación completa se había dado por perdida, pero fue encontrada recientemente por el profesor Pietro Kaswalder, del Pontificio Instituto Bíblico.

Un testimonio de solidaridad y valentía

Los nuevos documentos revelan la magnitud y la importancia de la acción solidaria y valiente de la Iglesia romana durante una época de inmenso peligro. Se estima que en los diez meses de ocupación nazi en Roma, cerca de 2.000 judíos romanos fueron deportados y asesinados, de una comunidad cuyo número se calculaba entre 10.000 y 15.000 personas.

Gracias al refugio ofrecido por las instituciones católicas, se salvaron más de 3.200 judíos, según se constató al comparar los documentos encontrados con los archivos de la Comunidad Judía de Roma. Entre ellos, se encuentran historias conmovedoras de familias enteras, niños, ancianos y enfermos que encontraron un lugar seguro y una ayuda fraterna.

Los documentos también permiten reconstruir el papel desempeñado por algunas figuras clave asociadas con el Pontificio Instituto Bíblico durante ese período, como el jesuita alemán Augustin Bea, posteriormente elevado a cardenal en 1959, conocido por su compromiso ecuménico e interreligioso.

El hallazgo de estos documentos inéditos es un aporte significativo a la memoria histórica y al diálogo entre judíos y católicos. Los documentos fueron presentados durante la conferencia ‘Salvados. Los judíos escondidos en los institutos religiosos de Roma (1943-1944)’, que se celebró este jueves en el Museo de la Shoah de Roma.

La conferencia contó con la participación del Pontificio Instituto Bíblico, la Comunidad Judía de Roma y Yad Vashem, el centro mundial para la conmemoración del Holocausto. Los organizadores expresaron su satisfacción por el descubrimiento y su esperanza de que sirva para profundizar en el conocimiento y el respeto mutuo entre las dos tradiciones religiosas.

Por respeto a la privacidad, el acceso al documento completo está actualmente restringido. Sin embargo, se ofreció un vistazo a las historias no contadas que se esconden en sus páginas durante el taller celebrado en el Museo de la Shoah.

La Iglesia romana salvó a miles de judíos del nazismo, según nuevos documentos

Un hallazgo histórico en el Pontificio Instituto Bíblico

Un reciente descubrimiento en los archivos del Pontificio Instituto Bíblico de Roma ha sacado a la luz una valiosa documentación que muestra cómo las instituciones católicas en la capital italiana albergaron y protegieron a miles de personas judías durante la ocupación nazi entre 1943 y 1944.

Se trata de una lista de unas 4.300 personas, en su mayoría judías, que se refugiaron en los conventos e iglesias de Roma para escapar de la persecución y la deportación. La lista fue elaborada por el padre jesuita italiano Gozzolino Birolo, entre junio de 1944 y la primavera de 1945, inmediatamente después de la liberación de Roma.

La lista incluye los nombres, las direcciones y los lugares de acogida de las personas escondidas, así como el número y el nombre de las congregaciones religiosas (cien femeninas y 55 masculinas) que les ofrecieron asilo. La documentación completa se había dado por perdida, pero fue encontrada recientemente por el profesor Pietro Kaswalder, del Pontificio Instituto Bíblico.

Un testimonio de solidaridad y valentía

Los nuevos documentos revelan la magnitud y la importancia de la acción solidaria y valiente de la Iglesia romana durante una época de inmenso peligro. Se estima que en los diez meses de ocupación nazi en Roma, cerca de 2.000 judíos romanos fueron deportados y asesinados, de una comunidad cuyo número se calculaba entre 10.000 y 15.000 personas.

Gracias al refugio ofrecido por las instituciones católicas, se salvaron más de 3.200 judíos, según se constató al comparar los documentos encontrados con los archivos de la Comunidad Judía de Roma. Entre ellos, se encuentran historias conmovedoras de familias enteras, niños, ancianos y enfermos que encontraron un lugar seguro y una ayuda fraterna.

Los documentos también permiten reconstruir el papel desempeñado por algunas figuras clave asociadas con el Pontificio Instituto Bíblico durante ese período, como el jesuita alemán Augustin Bea, posteriormente elevado a cardenal en 1959, conocido por su compromiso ecuménico e interreligioso.

El hallazgo de estos documentos inéditos es un aporte significativo a la memoria histórica y al diálogo entre judíos y católicos. Los documentos fueron presentados durante la conferencia ‘Salvados. Los judíos escondidos en los institutos religiosos de Roma (1943-1944)’, que se celebró este jueves en el Museo de la Shoah de Roma.

La conferencia contó con la participación del Pontificio Instituto Bíblico, la Comunidad Judía de Roma y Yad Vashem, el centro mundial para la conmemoración del Holocausto. Los organizadores expresaron su satisfacción por el descubrimiento y su esperanza de que sirva para profundizar en el conocimiento y el respeto mutuo entre las dos tradiciones religiosas.

Por respeto a la privacidad, el acceso al documento completo está actualmente restringido. Sin embargo, se ofreció un vistazo a las historias no contadas que se esconden en sus páginas durante el taller celebrado en el Museo de la Shoah.

Fuente: https://aica.org/noticia.php?id=60388

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La Iglesia romana salvó a miles de judíos del nazismo, según nuevos documentos puedes visitar la categoría Artículos.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir