Con inteligencia artificial, EWTN produce un hermoso cortometraje sobre El hijo pródigo

Camino y Oración
Ayúdanos a llegar a más personas: Comparte en tus redes sociales.


¡Una nueva mirada a la parábola del Hijo Pródigo! Con ayuda de programas de inteligencia artificial, EWTN Noruega produjo un cortometraje de siete minutos titulado «The Lost Son» (El Hijo Perdido).

A través del uso de imágenes, animación y voces, este cortometraje narra de una manera nueva y creativa la parábola del «Hijo Pródigo», que encontramos en el Evangelio de Lucas.

El desarrollador del cortometraje y voluntario de EWTN Noruega, Clemens Cavallin, señaló que desarrolló la pieza audiovisual “para ver qué se puede hacer con herramientas de inteligencia artificial generativa cuando se trata de historias cristianas”.

Cavallin también trabaja como profesor de Educación Religiosa en la Universidad NLA en Bergen, Noruega.

«Yo soñaba con hacer películas cuando era joven y ahora es posible», señaló.

«Esta tecnología se desarrolla muy rápidamente con nuevas herramientas y actualizaciones agregadas cada semana», continuó. «Actualmente, pocos las usan para contar historias cristianas. Pero cada vez es más posible visualizar cosas que antes eran muy costosas».

Cavallin agregó que «le encantaría que los jóvenes cristianos creativos usaran estas nuevas herramientas para propósitos buenos».

Tecnología y Evangelización

Como mencionó Clemens, la tecnología se está desarrollando rápidamente. Actualmente utilizamos todas las herramientas posibles para difundir el Evangelio de Cristo en las redes sociales mediante fotos, vídeos, artículos o publicaciones, la inteligencia artificial brinda otra oportunidad para llegar a nuevas audiencias.

Aunque hay muchas opiniones sobre la inteligencia artificial, su intención y cómo utilizarla, este video creativo demuestra que podemos encontrar nuevas oportunidades para evangelizar.

El editor de EWTN Noruega, Pål Johannes Nes, ha mostrado que la inteligencia artificial ha sido de gran ayuda.

«Dado que EWTN Noruega tiene tan poco personal, hemos estado probando la inteligencia artificial», dijo Nes a ChurchPOP.

«Para alguien que tiene grandes problemas con la ortografía, ha sido de gran ayuda para mí. Clemens Cavallin, quien desarrolló la película, ha realizado mucho trabajo voluntario para EWTN Noruega. Ha desarrollado habilidades en inteligencia artificial que nos son de gran utilidad».

EWTN Noruega utiliza esta nueva tecnología para la evangelización y realmente siguen el ejemplo de San Pablo, que iba a las personas y predicaba el Evangelio de una manera cercana.

Como la Iglesia viva y activa, a través de nuestro Bautismo, estamos llamados a ser mensajeros de Cristo y llevar a las personas hacia Él en todo lo que hacemos.

Algunas personas pueden ver estos videos de inteligencia artificial y entender el Evangelio por primera vez. Quizás estos encuentros sean la primera vez que alguien que se ha alejado de la Iglesia se sienta alentado a regresar y recordar el amor persistente de Dios.

La tecnología puede cambiar, pero el Señor y su bondad permanecen iguales. Nuestra obligación cristiana también permanece igual: ir a las personas y contar las Buenas Nuevas.

¿De qué trata la parábola?

La historia habla de dos hijos. El menor le pide a su padre la herencia antes de tiempo. Al tenerla, se va a un país lejano y despilfarra imprudentemente el dinero en una vida libertina y de pecado, quedando pobre y siendo obligado a trabajar para un criador de cerdos. El hijo mayor permanece fielmente con su padre y hace todo lo que se le pide.

El hijo menor, desesperado y hambriento, planea regresar con su padre diciendo: «Padre, pequé contra el Cielo y contra ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo, trátame como a uno de tus jornaleros» (Lucas 15,18-19).

Sin embargo, el padre se alegra de su regreso, lo abraza y ofrece un festín en celebración.

El hermano mayor recrimina a su padre por la fiesta, pues su hermano ha derrochado el dinero, mientras él ha sido un hijo obediente, y para él no ha habido ningún premio.

El padre simplemente responde: “Hijo mío, tú estás siempre conmigo, y todo lo mío es tuyo. Es justo que haya fiesta y alegría, porque tu hermano estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado» (Lucas 15,31-32).

En esta parábola podemos ver que ambos hermanos son esclavos del pecado y el padre representa de manera hermosa a Dios. Nos recuerda que somos infinitamente amados e insustituibles.

Ya sea que te hayas alejado de Él por un año o un día, sin importar tu pecado, el Señor quiere que vuelvas. El Señor no puede esperar para abrazarte.

Mira el cortometraje en inglés sobre la parábola del Hijo Pródigo a continuación:

1970-01-01 00:00:00 Christina Herrera Con inteligencia artificial, EWTN produce un hermoso cortometraje sobre El hijo pródigo

Source link

Ayúdanos a llegar a más personas: Comparte en tus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *