Los 10 pasos para Meditar la Palabra de Dios

 


¿Cómo meditar la palabra de Dios? es la pregunta que muchas personas se hacen cuando comienzan un camino de crecimiento espiritual y personal y es que  la meditar la Palabra de Dios puede ser algo complejo, por eso he querido escribir este post en donde te mostraré los 10 pasos para meditar la palabra de Dios

También puedes Leer: ¿Qué es la Biblia y los Géneros Literarios?

 

¿Qué es la Palabra de Dios?

La Santa Biblia fue escrita hace mucho tiempo, nos separa siglos desde que sucedieron los acontecimientos hasta el momento en el que llegan a nosotros los relatos. Además hay dificultades idiomáticas (La Biblia fue escrita en Hebreo, Arameo y Griego y necesita ser traducida al lenguaje actual) hacer que sea difícil su lectura y mucho más su meditación. 
 
 
Dios inspiró a personas del Pueblo de Israel para escribir en su nombre, en ella encontramos diferentes formas diferentes de hablar y géneros diversos: Poesía, sentencia, mitos, cosmovisiones, expresiones culturales.
 
 
 
La Santa Biblia es Palabra de Dios en Palabra humana, porque Él quiere que su pueblo le siga, le entienda y le ame.
 
 

¿Cómo meditar la Palabra de Dios Católica?

Por eso la Iglesia Católica, a lo largo de los siglos, ha desarrollado un método para meditar la palabra de Dios de tal manera que nos vayamos adecuando y acostumbrando a ella. Para las personas que se preguntan cómo meditar la palabra de Dios este puede ser la información que tanto andabas buscando. 

¿Qué es meditar?

 
La palabra Meditación muchas veces es motivo de confusión para muchas personas ya  puede tener varios sentidos, que voy a explicar: 
 
Monje budista meditando

La meditación oriental (Yoga):

 La palabra meditación está muy emparentada con doctrinas religiosas provenientes del oriente, ya sea el Hinduismo o Budismo, este tipo de meditación busca la imperturbabilidad del alma, y está relacionada con una concepción muy particular en torno al hombre (Cuerpo-Alma) y una visión del cosmos también muy específica (karma, Reencarnación, Iluminación). 
 

 ¿Es malo hacer yoga o meditación transcendental?

 
No creo que la pregunta sea si es malo o bueno (Pregunta moralizada), sino si desde el punto de la concepción del mundo cristiano caben categorías como karma y reencarnación, puesto que el cristianismo tiene la plena seguridad de que cada ser humano es único e irrepetible, y las doctrina propiamente cristiana es la de la resurrección, lo cual implica que la persona no pierde nunca su identidad (Dios lo llama por su nombre) o lo que es. 
 
 
También te puede interesar:  ¿Quién fue el Profeta Jeremías?

¿Qué se entiende por meditación Cristiana? (Católica)

La meditación cristiana de la Palabra de Dios hunde sus raíces en la misma sagradas escrituras:
«Queden en tu corazón estas palabras que yo te he dicho hoy. Se las repetirás a tus hijos, les hablarás de ellas tanto si estás en casa como si estás de viaje»(Deuteronomio 6, 6). 
La meditación de la palabra de Dios es un ejercicio que va en dos dirección correctamente implicadas. 
 
La Palabra debe estar en lo más profundo del ser de la persona (corazón), y por esta razón necesita estar actualizada constantemente en la vida.
 
Es un ejercicio tanto mental (buscar su sentido profundo) como existencial, es decir, la palabra de Dios debe hacerse vida. 
En el Nuevo Testamento encontramos como ejemplo de persona que medita la palabra de Dios a la Santísima Virgen María: Y ella meditaba todas estas cosas en su corazón. 
 

Historia de la Meditación Bíblica 

La meditación de la Palabra de Dios es algo fundamental para el creyente: Encontramos en el Antiguo Testamento la invitación constante a la meditación de la Palabra de Dios.
 
En el Famoso Shemá Israel o Escucha Israel, oración por excelencia del pueblo judío, el escritor sagrado hace una invitación a tener presente y meditar continuamente la Palabra de Dios. 

La meditación de la Palabra de Dios en la Iglesia Naciente

En la época de Jesús era común que en los pueblos hubieran lugares especiales para la escucha de la palabra que se denominaban sinagogas. Este era un lugar para la interpretación de la Palabra de Dios y para la escucha. 
Las primeras comunidades cristianas se comenzaron a reunir, luego de la muerte y resurrección del Maestro, en ceremonias muy parecidas a las que se realizaban en las sinagogas, en ellas se hacían lecturas de lo que hoy es el Antiguo Testamento, y se narraban episodios y enseñanzas de la Vida de Jesús. 

Las lecturas del Antiguo Testamento eran leídas a la luz del acontecimiento de Cristo (Nacimiento, vida, muerte y resurrección). 
 
Las tradiciones orales que se relataban en las comunidades de la Iglesia naciente años más tarde se pondrían por escrito dando origen al nuevo testamento.
 
Es decir, el Nuevo Testamento fue producto de una re-lectura del Antiguo Testamento realizado en medio de una constante meditación y discernimiento
 
 
 
También puedes leer: El profeta Isaías

La meditación de la Palabra de Dios en los Padres del Desierto

Sin embargo, no había una forma estructurada y pedagógica para la meditación de la Palabra de Dios, pero la lectura creyente y meditativa de la Palabra  de Dios, junto con los sacramentos (Bautismo y Eucaristía) siempre estuvo presente y se convirtió en columna vertebral de la experiencia eclesial, adoptándose como algo básico y fundamental en una nueva experiencia de vida cristiana que surgió más adelante de padres anacoretas los cuales lo dejaron todo para sumergirse en el Desierto para orar y meditar la palabra de Dios. 
Monje Meditando

Guigo y las cuatro escaleras para la Meditación Bíblica

Será Orígenes quien denominará a la meditación de la Palabra de Dios como Lectio Divina planteando que: «Cada día como Rebeca debemos volver una y otra vez a la fuente de la Escritura»
La sistematización de la meditación de la Palabra de Dios ocurre en un monasterio de La Cartuja, un monje llamado Guigo propone 4 escaleras para la meditación de la Palabra de Dios: 1) Lectura, 2) Meditación, 3) La Oración y 4) la Meditación. 

La contra-reforma y el olvido de la Meditación de la Palabra

Una de las normas conciliares del Concilio de Trento fue la prohibición de la lectura bíblica en lengua Vernácula, lo cual limitó tremendamente la posibilidad de la lectura y meditación de la Biblia para la mayoría del pueblo cristiano. Se llena el vacío con la proliferación de libros de piedad en donde los escritores intentaban colocar buena cantidad de citas bíblicas, algunas veces hasta disfrazadas, para que la palabra de Dios fuera permeando a las personas que no tenían acceso a ella. 
 
 
 
 
 
 
 

El Concilio Vaticano II y la Recuperación de la Meditación de la Palabra de Dios

Será hasta la realización de la del Concilio Vaticano II, específicamente en la Constitución Apostólica Dei Verbum, en donde se tomarán varias medidas para la vuelta a la Palabra de Dios entre ellas, la traducción de los textos bíblicos a las lenguas modernas y la necesidad de recuperar la Lectio Divina como oración del Pueblo de Dios. 
En la actualidad la meditación de la Palabra ha ido en aumento. 
amzn_assoc_placement = «adunit0»; amzn_assoc_search_bar = «true»; amzn_assoc_tracking_id = «caminoyoracio-20»; amzn_assoc_ad_mode = «manual»; amzn_assoc_ad_type = «smart»; amzn_assoc_marketplace = «amazon»; amzn_assoc_region = «US»; amzn_assoc_title = «Compra Biblias Católicas»; amzn_assoc_linkid = «c32ad140407d3d90f325e5b28477b8ae»; amzn_assoc_asins = «B00DPVCW02,1433650525,9587451538,0814642772»;

Meditar para Alcanzar el perdón

Es muy importante también la meditación para alcanzar el perdón, puesto que la meditación es un ejercicio constante de pensamiento y espiritualidad.

¿Cómo meditar la Palabra de Dios?

A continuación te presentaré los 10 pasos para meditar la Palabra de Dios dónde aprenderás cómo hacer meditación Cristiana Católica

1) La preparación del Ambiente y preparación interior

Un paso importante y previo a la meditación de la palabra es preparar adecuadamente el espacio donde se va a realizar la meditación. 

Preparación del Ambiente

El lugar en dónde se hace la meditación es muy importante. Puede ser un templo, sería el lugar ideal, pero también podemos hacerlo en nuestro hogar, por ello habría que buscar un lugar idóneo para realizar la meditación de la Palabra
La habitación puede ser un lugar adecuado, se puede ambientar una mesa con una vela y una cruz o una imagen de la Virgen María o algún santo de tal manera que esta preparación nos haga tomar conciencia que ocurrirá un momento de intimidad con Dios
 

Preparación Interior

La preparación interior también juega un papel importante y pudiéramos decir que es un elemento previo a la Lectio Divina. 
 
Esta preparación debe pasar por una actitud de apertura, abro mi corazón para el encuentro con Dios. Apertura de Corazón implica que estoy dispuesto a escuchar a Dios en su palabra aunque no me guste lo que me diga. 
 
Otro paso forma de preparación interior para la meditación de la Palabra de Dios es sosegar el espíritu. Así, antes de comenzar a meditar puedes hacer ejercicios de respiración, de relajación o de concentración. De tal manera que podamos estar situados en el momento que estaremos a punto de vivenciar
 
Algo que puede potenciar la meditación es la Música. Bien se podría colocar un fondo musical instrumental.



2) Invocar al Espíritu Santo 

Ya hemos preparado el lugar y asumido las disposiciones interiores para la meditación de la Palabra de Dios. Ahora es necesario invocar al Espíritu Santo, de manera especial sus dones de Sabiduría y Entendimiento. Decirle que estamos dispuestos a dejarnos guiar por él de tal manera que sea Él y solo Él quien dirija nuestra oración meditativa en torno a la Palabra de Dios. 

3) Se lee el Texto Bíblico (Lectio)

Se lee el texto bíblico 2 veces, de forma pausada y bien pronunciada. En esta lectura no ponemos ni hacemos interpretación de lo que dice la palabra de Dios. 
Se deja un silencio en donde podremos irle haciendo al texto las siguientes preguntas:
– ¿Quién? o ¿Quiénes?- Observar con detenimiento los personajes que intervienen en el texto meditado. 
-¿Dónde? – El lugar donde se encuentran los personajes. 
-¿Cuándo?- Muy frecuentemente el Evangelio nos situa en el tiempo, puede ser un momento del año (Fiesta de las Tiendas, por ejemplo) o una Hora del Día (Y salió muy temprano)
– También podemos hacer revisión de las frases y de los verbos que se repiten. O el proceso que los verbos me van invitando o proponiendo. 

4) ¿Qué le dice el texto a mi vida?

En este momento, partiendo de lo que hemos leído, aplicamos lo leído a nuestra vida personal. ¿Qué me dice el texto en las circunstancias actuales de mi vida?
Ya la Palabra de Dios deja de ser un acontecimiento del pasado y pasa a ser aquella que busca hablar en el aquí y en el ahora. La palabra busca encarnarse en cada uno se nosotros haciéndose vida en la cotidianidad. 

5) Orar la Palabra de Dios partiendo de lo leído (Oratio)


La oración es básicamente un diálogo. Es por ello que la Lectura Orante de la Palabra debe lanzarnos a una respuesta a Dios. Partiendo de lo leído oro a Dios. 
Para esta oración puedo usar una frase que haya quedado resonando en mí. Puede ser también espontánea tratando de integrar tanto lo que dice el texto como lo que dice a mi vida. 
La oración puede ser una petición, una acción de gracias o una alabanza. 

6) Contemplo a Dios (Contemplatio)

La contemplación es una oración silenciosa. Es un momento en donde Dios vuelve a hablarme. Volvemos al silencio en actitud de escucha para estar atento a lo que Dios me dirá. 
«Se trata de dejarse iluminar personalmente por la luz de la Palabra» 

 7) Compartir en Comunidad

Si la oración es hecha en comunidad es el momento para que cada quien ponga en común su experiencia personal en esta oración. De tal manera que la oración de mi hermano puede nutrir la nuestra. Y la oración personal puede nutrir a la comunidad. 

8) Me comprometo

Partiendo de lo que hemos meditado y de lo que Dios me ha dicho por medio de su Palabra busco una acción concreta para comprometerme a cumplirla. 
La virgen María

9) Consagro mi Oración a la Virgen María

Para finalizar me pongo en Presencia de la Santísima Virgen María, ella fue la mujer que Meditaba continuamente la Palabra de Dios en su corazón. 
También se puede realizar una oración que consagre nuestra vida a María. 
Biblia

10) Hacer vida

La oración termina, pero no termina, nos lanza a la acción, sale del momento de oración y se convierte en Vida. Contigo Jesús se encarna en la realidad y camina en las calles. 

Gracias por leer, me ayudaría mucho que compartieras este post, deja tus comentarios al final. 



Autor: Padre José Luis Toro

Editor de: Caminoyoracion.org

 



Créditos: Lectura Orante de la Biblia, Carlos Mesters. Editorial. Verbo Divino. 2000
Folleto de la Escuela de Formación Conjunta. Anibal Bello SDB
Imágenes: Pixabay.com/es

 
Curso de Meditación de La Palabra

40 comentarios en “Los 10 pasos para Meditar la Palabra de Dios”

  1. Pingback: El Papa: “La comunicación calumniosa es el inicio de las dictaduras” Camino y Oración

    1. Adita Barrera Cano

      Buenas noches Padre Dios le bendiga !!! Ya termine de Leer y analizar mucho, Grasias Padre Luis por dejarnos este material, y así aprender a meditar la palabra de Dios, al mismo tiempo podremos enceñar a otros, mil grasias Padre no sabe cuánto me está empezando a ayudar a ir descubriendo poco a poco la palabra de Dios, Dios le bendiga infinitamente padre, Abrazos de Dios para usted, empezare a Orar por usted Padre Luis, grasias, grasias Muchas grasias

  2. Pingback: > Los 07 Mejores momentos del Papa Francisco en el 2013 - Camino y Oración

  3. Pingback: > 6 pasos para meditar la Palabra de Dios (Católico) - Camino y Oración

  4. Pingback: > Profanaciones en Venezuela Obliga a cremar cuerpo de sacerdotes - Camino y Oración

  5. Pingback: > Consejos del Papa Francisco para ser un Buen Padre - Camino y Oración

  6. Pingback: > Todo discípulo debe Sanar: "Ungían con Aceite y curaban a los enfermos" Mt - Camino y Oración

  7. Pingback: > ¿Qué es Orar?- Definición y Consejos por Padre José Toro - Camino y Oración

  8. Pingback: > Reconversión - Camino y Oración

      1. Jorge luis Buelvas

        Excelente guia para meditar La palabra, ponerla en practica en totalidad, La aplicaba parcialmente, pero aprendi que consagro mi oracion a La Virgen.

  9. Pingback: > EL SALOMÓN APÓCRIFO DE LA TRADICIÓN JUDAICA - Camino y Oración

  10. Pingback: > La Viuda de Naím - Camino y Oración

  11. Pingback: + ¿Cómo se hace UN GUIÓN LITURGICO para la Misa? 2019 - [Camino y Oración]

  12. Interesante y ùtil padre, hay algunos tèrminos que no los entiendo pero los buscare para ir llevando poco a poco el proceso de este curso. Seguramente si lo pongo en practica.
    Gracias por compartirlo.

  13. Gracias Padre su articulo muy claro para como mantener ese contacto vivo con nuestro Padre y como a luz de Vaticano II es relativamente joven esa enseñanza como a la Luz de la Palabra y por medio del Silencio podemos tener un contacto con nuestro Padre y poder encarnada esa Palabra hacerla vida en cada uno de Nosotros Dios lo Bendiga

  14. Padre buenas noches, muchas gracias por estos tips que nos brinda, en varias ocasiones pregunte como podía orar, cuales podrían ser los pasos para conectarme con Dios, y no tenia una respuesta clara que me llevara, leyendo su articulo, he entendido como puedo lograr esa conexión, mañana o en el transcurso de esta semana, Dios mediante voy a ir al Santísimo y seguiré uno a uno sus concejos, se que voy a podre llegar a orar como lo he anhelado.

    Dios lo bendiga y gracias por ese esfuerzo tan grande que hace para enseñarnos y guiarnos en la palabra-
    ,

  15. Agradecida Padre por esta bella meditación de los pasos para orar y acercarnos a Jesús, aprender a hablar y a escuchar a Jesús. En nuestros tiempos, bajo el influjo de la renovación bíblica y pastoral, la necesidad de escuchar totalmente en el Espíritu, con los ojos vueltos hacia Cristo y en una actitud de silencio interior, en una relación viva con la realidad y con la historia de los orantes que es iluminada por la Palabra y sigue abierta a la praxis, a la acción en la que tiene que desembocar la contemplación. Por eso se habla e la continuidad en la vida con la consolación, el discernimiento, la decisión, la acción concreta en favor de los hermanos. La lectio divina recobra de este modo su linfa vital: orar y vivir la Palabra de Dios, Palabra de vida.El Espíritu Santo el que habló por los profetas e inspiró la Escritura vive en nuestro corazón,nos sigue hablando hoy a nosotros y alienta nuestra vida con la gracia divina para actuar en pro de nuestros hermanos dando testimonio de la presencia de Dios en cada corazón.

  16. Mervin Roberto Bastidas R

    Padre Jose Luis, excelente resumen y muy practicas las recomendaciones para Orar. Con esto demuestra que la Oracion esta al alcance de todos los creyentes y para quienes la practican a diario se convierte en la necesidad de comunicarse con Dios como hijos agradecidos, que guardan su palabra en el corazon con la asistencia del Espiritu Santo que le ilumina su historia, deseosos de hacer su voluntad y con la esperanza de algun dia estar en su presencia.

  17. Américo Francisco Hidalgo Tobar

    COMENTARIOS
    1.Soy un cristiano católico que nunca he leído la Biblia de forma completa. No sé cómo leerla de forma sistémica. Leo lecturas de la palabra que se predica en las misas de los días domingos.
    2.He escuchado (no comprobado) que otras culturas, anteriores al Cristianismo, poseen libros sagrados y que la Biblia retoma muchas historias sagradas contenidos en esos.
    3. Meditar la Palabra de DIOS, requiere poner en práctica algún método que me conduzca a una quietud interior bajo la cual me pregunte el significado que para mí tiene la palabra de DIOS leída que en ese momento quiero comprender, para que sea norma conductual en mi vida. Con frecuencia esta Luz se encuentra en momentos posteriores en los cuales el subconsciente se manifiesta.

  18. Pingback: > La Viuda de Naím - [Camino y Oración Blog]

  19. Buenas noches Padre. Excelente artículo, muchas gracias por estos lineamientos y compartir su conocimiento, me ayuda a tener más orden a la hora de acercarme a nuestro Señor.
    Tengo una duda: ¿Se debe seguir un orden de la meditación del texto basados en el evangelio del día, o se realiza con un texto bíblico al azar?
    🙂

  20. Interesante información padre. Dios le bendiga. Soy estudiante de teología y actualmente estamos realizando un curso bíblico. Me pareció interesante la información porque es parte del curso bíblico en cuanto a lectura, interpretación y meditación de la palabra. Gracias

  21. Estos pasos son interesantes, ya que en ocasiones voy perdiendome en la meditación y acabo por no saber que es lo que debo hacer, si estoy bien o no en lo que estoy haciendo, me pierdo en un mundo de pensamientos.

  22. Agradecida Padre, lo tomaré no solo para mí vida personal sino para compartirlo con mi grupo de confirmación d adultos que Dios le siga colmando d sabiduría a usted y a su equipo para que continúen enseñando y llevando la palabra de Dio través de las redes

  23. Lisbeth González

    Muchas gracias padre por darnos el regalo de Orientarnos en como Meditar la palabra de Dios de manera organizada. Vivo en Tucani, así que estoy cerca de usted jeje. Me alegra mucho que me llegará la invitación de participar en su foro. Estaré atenta a sus nuevas propuestas de acercamiento a las cosas de Dios, ya que hace algún tiempo comencé mi camino de acercamiento Espiritual. Feliz y bendecida tarde Padre.

  24. Bendecida tarde Padre José Luis. Si, muchas gracias por la información ya me la habías regalado en el foro chat. Lo felicito por elaborar importante material para meditar la palabra. Muy oportunos los pasos que explicas, porque permite corregir si se está meditando bien o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
Solicita información Aquí
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
En cuanto podamos responderemos tu mensaje